Un incendio destruye el teatro Rosalía de Castro

El suceso conmocionó a la ciudad

El teatro estaba donde ahora se ubica el de Afundación.
El teatro estaba donde ahora se ubica el de Afundación.

A primera hora del 8 de febrero de 1910 ardía el Teatro Rosalía de Castro, un suceso que conmocionó a la ciudad.

Jaime Garrido, en su libro «Vigo. La ciudad que se perdió», cuantifica un aforo de 898 localidades, de ellas 240 en el patio de butacas. Según recuerda el periodista y cronista de la historia de Vigo, Gerardo gonzáles Martín, un directivo de bomberos llamado Alfredo Suárez, dimitió de su cargo, lo que se interpretó como un error en el tratamiento del siniestro. Apenas hubo otras pérdidas que el material almacenado por la sociedad recreativo musical La Oliva, que celebraba en el coliseo sus fiestas de Carnaval.

El prócer que había sufragado el teatro, José García Barbón, no pudo ver cómo su magna obra era arrasada porque falleció un año antes, en 1909.. Sus deudos dispusieron construir en el mismo lugar el teatro que llevaría el nombre.

En 1927 se inaugura el Teatro García Barbón, más grande y mejor equipado, contando además con un auditorio llamado sala Rosalía de Castro y con instalaciones para la sede del Casino.

En la década de los 70 la Caja de Ahorros Municipal de Vigo compraría el inmueble ya muy deteriorado, para crear su centro cultural. El arquitecto Desiderio Pernas se encargó de reformar el edificio que se inauguró en el año 1984.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un incendio destruye el teatro Rosalía de Castro