Líder contra líder

Guardés y Porriño, primeros de la Liga, se enfrentan el sábado


vigo / la voz

El balonmano gallego está de enhorabuena. Sus dos representantes en la División de Honor femenina comparten el coliderato de la liga -junto al Bera Bera- y el próximo fin de semana (A Sangriña, 18.30 horas) se verán las caras en el derbi más parejo que se recuerda. El Guardés y el Porriño llegan al encuentro con la máxima ilusión y dispuestos a ofrecer un espectáculo a la altura de dos equipos que comandan la Liga.

Ayer, en un acto impulsado por la Federación Galega, pusieron la alfombra roja para el partido, y Anthía Espiñeira, del Guardés, y Lorena Pérez, del Porriño, lo celebran. «Estamos moi emocionadas, é superimportante para o balonmán galego vivir un derbi cos dous equipos no liderado e cremos que pode ser beneficioso para o deporte feminino e para atraer a máis nenos. Facemos disto unha festa, é marabilloso», proclama la capitana del Porriño, que el sábado no podrá salir a la pista de A Sangriña a causa de una lesión. «Pensei que daría chegado, pero aínda non estou recuperada de todo. Non podo arriscar por un partido toda a tempada, así que terei que pasar os nervios dende a grada».

Cuando Lorena Pérez habla del derbi, declara que tiene «superganas» de que llegue. Aunque ya ha vivido varios choques contra las de A Guarda, este es especial. «Por puntos é o derbi máis igualado, chegamos nas mesmas condicións e vai ser un partido moi axustado. Ademais, será emocionante porque o equipo que gañe, como mínimo, terá dous puntos máis durante unha semana».

Con ella coincide Anthía Espiñeira, que tiene muy claro que la contienda tiene todos los ingredientes para ser atractiva. «Un derbi siempre es especial, siempre son partidos con una carga de motivación extra por ser dos equipos gallegos en la máxima categoría, y ahora, siendo colíderes, todavía más».

Sobre el eterno debate de si hay o no favoritos, ambas coinciden en que en estos partidos todo puede pasar. «Yo creo que favorito no hay nadie porque es un choque complicado y tal y como está la liga de igualada puedes perder contra cualquier rival. Tenemos el factor cancha que creo que nos dará puntos, pero no hay favoritos», sostiene la de A Guarda. Para Lorena Pérez, «por lóxica, dado que elas están xogando competición europea e por presuposto, o Guardés debería ser favorito, pero chegamos nas mesmas condicións. Nós somos un equipo xa feito que só rexistrou tres chegadas, mentres que elas están adaptándose», razona la capitana del Porriño.

Y es que los dos colíderes se presentarán en A Sangriña con los mismos puntos, pero con matices diferentes. Mientras las de A Guarda han sufrido una renovación que comienza por el propio banquillo, con la llegada de José Ignacio Prades, las de Abel Estévez tienen a su favor ser un equipo muy reconocible desde hace años y que se entiende a la perfección. En todo caso, no existe receta mágica alguna para llevarse un derbi en el que las estadísticas están a favor del Guardés.

Las de Prades han ganado cinco derbis frente a tres triunfos de las de O Porriño, y A Sangriña no es una pista que se le dé especialmente bien a las de Abel, que solo han ganado uno de los cuatro choques disputados allí. «Elas teñen unha pedazo de afición e seguro que haberá moita presión, pero nós imos cos deberes feitos», confía Lorena Pérez. La pista de A Sangriña dictará sentencia.

El equipo que mejor defienda y más corra tendrá la victoria en su mano

En la antesala del derbi de División de Honor, Lorena Pérez y Anthía Espiñeira coinciden en su previsión para el encuentro: el que quiera llevarse la victoria deberá defender. «La clave del partido estará en la defensa y en correr, al menos nuestro punto fuerte este año es correr mucho y será determinante para nosotras», reconoce la central del Guardés. Y a la defensa y la velocidad se encomienda también el Porriño. «Será importantísimo defender moitísimo e correr. Temos que collelas en contragolpes porque nós en estático temos máis dificultades. Elas están encaixando poucos goles, pero facendo unha boa defensa e cometendo o mínimo de erros posibles, poderemos desequilibrar o partido», apunta Lorena como hoja de ruta.

A la hora de retratar al equipo que tendrán delante, las dos jugadoras tienen halagos para el rival. «Porriño siempre ha hecho buenas temporadas, ahora ha empezado muy fuerte, ha tenido cinco partidos que ha sacado adelante, alguno con más dificultad, pero todos con victoria, y creo que se encuentra en su mejor momento, como nosotras. Va a ser un partido bonito de jugar y bonito de ver para el espectador», augura Anthía Espiñeira.

Bajo el prisma de Lorena Pérez el Guardés es «un equipazo». «Todas as xogadoras son perigosas. Non nos imos fiar de ninguén, aínda que se tivera que centrarme en alguén, sería no seu adestrador, que ten unha filosofía moi guai e sempre saca moito partido aos seus equipos. Teñen xente como Estela Doiro, que é moi boa, a súa porteira, que está parando todo. Todas son moi boas». Por lo que el espectáculo que se podrá ver en A Sangriña este sábado está llamado a ser balonmano de alta escuela. El liderato en solitario es lo que está en juego.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Líder contra líder