Iván Ferreiro: «He aprendido a aburrirme y me parece un superpoder»

CARLOS CRESPO

NIGRÁN

SANDRA ALONSO

«Casa». Así tituló el músico de Nigrán el que es su último disco con canciones propias. Charlamos con Iván Ferreiro de ese concepto y ese espacio que estos días se ha convertido en el epicentro de nuestra existencia

18 abr 2020 . Actualizado a las 10:03 h.

La nostalgia del hogar, de la casa entendida como «ese lugar donde están los que te quieren», le llegó a Iván Ferreiro en el 2016 tras tres años de intensa gira. «Hoy esas canciones adquieren un sentido diferente», reconoce ahora el músico de Nigrán. Pero igual de vigente. O quizá aún más. «Yo tengo la suerte de tener muy buena relación con mi casa. Para mí es un refugio. Supongo que hay gente que estos días se estará dando cuenta de que para ellos también lo es».

-Hay personas para las que está siendo un refugio y otras para las que se está convirtiendo en una celda.

-Lo entiendo perfectamente. Yo hablo desde una atalaya de privilegio. Vivo en una casa en medio del campo, tengo jardín, tengo terraza, puedo tomar el aire, puedo caminar… Pero si pienso en algunas casas que tuve antes, que solo eran un agujero para descansar y salir corriendo, ufff… Yo soy una persona muy casera. Casi todo lo que me gusta hacer lo tengo en casa. Mis libros, mis discos, mi piano, mi jardín… Por eso mi vida no ha cambiado muchísimo estos días. Solo no puedo salir a tomarme algo con los colegas. O no pueden ellos venir a visitarme. Porque realmente tengo más ganas de que vengan ellos que de salir yo.