Tres décadas a lomos de la lamprea por la «raia»

María Jesús Fuente Decimavilla
maría j. fuente AS NEVES / LA VOZ

AS NEVES

El club cicloturista de As Neves llegó a congregar a más de mil participantes en la Marcha del Requesón

02 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Lleva más de tres décadas sin soltar el pedal y a estas alturas el Club Cicloturista A Lamprea es ya el mejor embajador del extraño ciclóstomo. Lo único que echa en falta con la pandemia es no poder cruzar al otro lado del Miño para subir la Peneda, en Portugal, una de sus rutas preferidas.

En sus filas se aglutinan cicloturistas de entre 25 y 72 años de todo tipo de profesiones: comerciantes, sanitarios, empresarios, funcionarios...

Si de algo presume el club es de su carácter cosmopolita. Sus socios proceden de As Neves, Ponteareas, Salvaterra, Arbo, Mondariz, Salceda y Vigo. Otro motivo de orgullo es su anagrama, detalle de Fernando Mayoral, escultor y profesor de la Universidad de Salamanca, hoy jubilado. Y por supuesto, su socio de honor, Álvaro Pino, aún vinculado al club. Entre los invitados que pasaron en algún momento por la agrupación figuran nombres como Pedro Delgado, Óscar Sevilla, Roberto Heras y Óscar Pereiro.

El secreto de sobrevivir 32 años lo desvela el presidente, Antonio Calviño: «Somos un buen grupo de gente que no antepone intereses personales a los del club, nos juntamos para hacer deporte, amistad y pasar el rato. Muchos clubes se deshacen porque los jóvenes marcan ritmos más rápidos y no saben compaginarlos con los de las personas de más edad. A nosotros nos gusta que cada uno marque su ritmo y quedar en puntos intermedios para disfrutar, no solo correr para matarse. Además, siempre nos hemos sentido apoyados por las administraciones, sean del color que sean, y arropados por buenos patrocinadores».

Sobre el bum que vive en la actualidad la bicicleta hasta el punto de haber lista de espera para la compra, comenta que no tiene nada que ver salir en bici de paseo por el Lagares con subir al monte. «Cada día hay más afición, no hay ni piezas de repuesto, si se te estropea alguna tarda tres o cuatro meses en llegar. Ese bum pasará, igual que el de comprar casas en el rural; cuando pase el tiempo, dentro de un año o dos, las volverán a vender», apunta.

c

La mayor parte de los integrantes del club nevense llevan años practicando deporte, suelen tirar hacia el monte, sobre todo, en invierno por As Neves. «Ahora está muy bonito, se están haciendo plantaciones y está muy cuidado», dice. La única condición para aguantar es ir bien hidratado y, más o menos en la mitad del camino tomar hidratos: barritas energéticas, un plátano u otra pieza de fruta.

Buenos avituallamientos eran los de la Marcha del Requesón, en homenaje a este producto típico de As Neves, que en el descanso de la ruta se ofrecía junto a un buen caldo, empanada y albariño de la zona. Tal era el éxito de esta convocatoria que, pese a su dureza, llegó a reunir a 1.160 participantes de toda España.

También circulan por carretera, más en época estival. Recorren O Condado y O Baixo Miño hasta A Guarda y a veces vuelven por Portugal.