La autovía inacabable

En doce años se hicieron los extremos y el tramo de Tui, de 28 millones, ni ha comenzado


tui / la voz

La Xunta tiene enterrados 28,5 millones en una autovía en Tui. Vallada, sin estrenarse y sin conexiones. Hace más de un lustro que se partió la parroquia de Areas en dos para construir esta carretera, el primer tramo de la vía de alta capacidad de O Baixo Miño, que fue presentada en el 2004 por el entonces conselleiro Alberto Núñez Feijoo y que estaba llamada a vertebrar toda la comarca.

El desvío de 3,6 millones procedentes de fondos europeos previstos para este proyecto para el desdoblamiento del corredor de O Morrazo ha reavivado la polémica. Los alcaldes se revuelven contra la decisión de la Xunta. De los 24 kilómetros de carretera y más de 200 millones de presupuesto comprometidos desde el Plan Move, solo se han puesto en servicio los 10 kilómetros del último tramo (entre Goián y A Guarda) tras una inversión de 60 millones.

Ningún gobierno de los que se alternaron en la Xunta ha sido capaz de iniciar las obras del tramo central, que causó una sublevación social sin precedentes por su trazado. Son los 14 kilómetros para unir Tui y Goián, que cuestan 120 millones. «No se puede hacer lo que no se puede pagar», dijo en el 2014 la conselleira de Infraestruturas Ethel Vázquez sobre este tramo.

En Tui hay una autovía inconclusa de 3,9 kilómetros (a razón de a 7 millones el kilómetro) sin rematar. Es impracticable porque ni siquiera está asfaltada, acaba en otra carretera secundaria por un extremo y en un talud de decenas de metros al lado del Outlet Tui, en vez de la glorieta elevada para distribuir los tráficos de las dos autovías y de la carretera convencional Vigo-A Guarda-Tui (PO-552). Esta, comprometida también en el 2009, con cinco pasos inferiores y tres superiores, elevaba la obra ya adjudicada de aquella hasta los 44 millones.

«Lo que tenemos es un muerto desde hace seis años, estamos más aislados y con un problema de tráfico e inseguridad mucho mayor», confirma Marcos Gómez, portavoz de la plataforma de afectados de Areas por el vial. «La incompetencia de la Xunta ha hecho que esto esté paralizado y que el tráfico se desvíe a los barrios, también los del parque empresarial, porque no han hecho siquiera el acceso al polígono ni una glorieta para el Mercadona. Esos 3,9 millones de euros podían emplearse en empezar las actuaciones», reclaman los vecinos.

La imagen del corte en el monte desde la carretera a Tebra es sobrecogedora y está congelada desde hace años. A pocos metros circulan más de 10.000 vehículos al día, sin alternativa, que sufren las estrecheces de un vial obsoleto. Muchos cruzan a Portugal en Goián para poder subir con más seguridad y celeridad el Miño.

La Xunta justifica el desvío a O Morrazo por la urgencia y los alcaldes exigen la devolución y plazos

«No es ya una cuestión económica, porque poco podrán hacer en O Morrazo con 3,9 millones, sino de voluntad política». Lo dice el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro. El regidor advierte de varios incumplimientos relacionados con esta infraestructura. «El problema de inseguridad vial se ha agudizado por la inoperatividad de la Xunta», insiste. Recuerda que el Ejecutivo gallego «tiene pendiente ejecutar la rotonda de Areas, que no supera los 200.000 euros, los enlaces con la autovía y la rotonda de la depuradora, de poco más de 80.000 euros. Es algo insultante».

Cabaleiro avanza que la Mancomunidad de O Baixo Miño abordará la situación en una reunión que se celebrará mañana y que también lo llevarán a pleno. En A Guarda prosperó ayer por unanimidad la propuesta del gobierno local tratada en sesión extraordinaria. La corporación acordó reclamar a la Xunta la partida que se ha desviado para el corredor de O Morrazo y un plan de inversiones «con plazos razonables» para la conclusión de toda la infraestructura.

«El compromiso sigue»

La Xunta asegura que «el compromiso con el eje Tui-A Guarda sigue en pie». La Consellería de Infraestruturas argumenta el desvío diciendo que «es una operación presupuestaria común para asegurar un tipo de fondos concretos». «Es el fondo de compensación interterritorial lo transfiere el Estado y necesita una justificación muy concreta y en un plazo muy determinado. El plan de O Morrazo estaba técnicamente listo para licitar y se consideró mejor hacerlo con esos fondos», indicaron las mismas fuentes.

Desde el departamento de Ethel Vázquez se señala que el Gobierno autonómico «destinó, en plena crisis, 60 millones para poner en marcha el tramo entre Goián y A Guarda».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La autovía inacabable