Más repartidores que clientes en los restaurantes de comida rápida

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vázquez

La necesidad de acreditar no tener el virus multiplica los pedidos a domicilio

01 ago 2021 . Actualizado a las 17:37 h.

Los restaurantes de comida rápida se han convertido en los últimos días en auténticas estaciones de llegada de repartidores. En el MacDonald’s de la calle Gran Vía de Vigo, por ejemplo, apenas hay clientes haciendo cola para hacer su pedido en el mostrador al final de la tarde. Son mayoría los riders que llegan para recoger los pedidos que los consumidores han realizado desde sus propios domicilios utilizando alguna de las aplicaciones o plataformas destinadas a este fin. Ahí no se mueve dinero. Todo está pagado previamente por el cliente por medio del comercio electrónico.

 Los repartidores esperan que se anuncie su código para recoger el pedido y salir inmediatamente en moto con él para que llegue lo antes posible hasta el consumidor.

El trabajo de estos mensajeros experimentó un auge espectacular durante la pandemia. Ahora, con las nuevas exigencias marcadas por la Xunta, su actividad sigue creciendo. Son más necesarios que nunca porque hoy en día muchos ciudadanos aún no han conseguido los certificados de vacunación o no se han hecho los test diagnósticos para demostrar que no están infectados de covid-19. Sin estos documentos, no pueden acceder al interior de los establecimientos de hostelería, por lo que hacer un pedido a domicilio es una opción que cada vez se tiene más en cuenta.