«Tengo que pintar yo, porque no ingreso»

Luis Perozo se encuentra a la espera de recuperar su actividad en el restaurante


Luis Perozo es el propietario del restaurante La Casineta, en el entorno de la plaza de Compostela. Como está cerrado desde el pasado 7 de noviembre, está aprovechando para pintar el local para cuando pueda reabrir. «Como no tengo ingresos no puedo contratar a un pintor, y he pintado yo mismo los techos, la puerta y la cocina. No puedo gastar dinero en contratar a una persona porque, además, para recibir los 1.200 euros que ha prometido la Xunta tendría que estar cerrado seis meses».

El decreto de cierre de la hostelería motivó que enviase al ERTE a dos empleados y a otro se le había acabado el contrato el día 6 de noviembre y está cobrando una prestación. Los empleados que están en el expediente de regulación temporal de empleo están cobrando el 70 % y la diferencia la paga el empresario. «Yo quiero que cobren el cien por cien de su sueldo». Además, a uno de los empleados le está pagando el alquiler del piso en Vigo ya que es de Baiona.

El año pasado trabajó mejor y tenía dos empleados más. Luego tuvo que prescindir de siete mesas del interior de su restaurante que antes tenía cabida para 75 comensales y ahora apenas caben unos 40.

El hotel colindante le dio facilidades para montar la terraza, que tiene 12 mesas individuales. Ahora está esperando que el Concello apruebe una norma para poder cerrar las terrazas para que los clientes estén más protegidos de las inclemencias durante el invierno. «Que no esperen a junio», dice irónicamente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Tengo que pintar yo, porque no ingreso»