El pub Edra desaparece por 12.800 euros

El Concello derribará este clásico del Casco Vello para crear un acceso al futuro centro laboral. «¿Quién me va a contratar?», dice su dueña sobre la indemnización


vigo / la voz

Un clásico de la noche viguesa está a punto de desaparecer. Al Edra ya le quedan pocas semanas de existencia en la Praza de Pescadores. El Concello está a punto de adquirir el inmueble. Lo último que ha aprobado es indemnizar a la titular de la actividad que se desarrolla en este lugar. La autónoma deberá conformarse con una compensación por marcharse de 12.800 euros.

Eva Marcos se quedará ahora en el paro y reconoce que lo tendrá difícil para reengancharse al mercado laboral. «¿Quién me va a contratar como camarera a estas alturas de la vida?. Pones en el currículo la edad y quieren a las niñas de 18 años», lamenta. Muchos clientes no se acaban de creer que esta taberna vaya a desaparecer después de 20 años de historia. Ha sido un lugar de referencia frecuentado por todo tipo de personas.

Eva procedía de otro lugar mítico del Casco Vello, La Guinda. Era un asidua del lugar y acabó trabajando allí, hasta que el dueño redujo la plantilla. Entonces abrió Edra. «No tuve que esperar a que llegara el primer cliente, ya era muy conocida», recuerda. Veinte años después, ya empezaba a recibir a los hijos de sus primeros clientes.

Había pedido una indemnización de 164.285 euros para poder continuar el negocio en otra parte. Todo estaba calculado de acuerdo con los costes actuales de los alquileres, obras de acondicionamiento, traspasos, costes salariales y pérdidas de beneficios. Sin embargo, la Gerencia de Urbanismo acordó en su última reunión rechazar todas sus alegaciones.

La administración local no ha autorizado ninguna de sus alegaciones. Los 12.800 euros son su última oferta. Puede aceptarlos o rechazarlos, pero tiene un plazo de diez días para contestar para que le hagan el ingreso si su respuesta es positiva. Si la acepta, tendrá que desalojar el inmueble en dos semanas. El viejo inmueble que durante años ha sido un lugar de encuentro ciudadano iniciará así una nueva etapa.

El inmueble, que ocupa el número 6 de la plaza, será demolido para que el espacio que quede libre forme parte en un futuro inmediato de un centro de formación para personas en riesgo de exclusión social.

El Concello proyecta esta iniciativa en el numero 23 de la Rúa Alta, que verá aumentada su superficie con la adquisición de la parcela de 62 metros cuadrados que da a la contigua plaza de Pescadores. La compra de esta edificación permitirá crear un acceso a la nueva instalación municipal. El edificio de Rúa Alta, que cuenta con una superficie de 329 metros cuadrados, será rehabilitado íntegramente y adecuado a su función de servicio público.

La administración local quiere poner en marcha procesos de inclusión social para dar formación a personas en situación de riesgo y demandantes de empleo.

El alcalde, Abel Caballero, sostiene que, de esta forma, se aborda un proyecto global que comprende tanto la rehabilitación de la zona histórica como la puesta en marcha de un programa de actuación en el ámbito social.

El centro de formación, financiado con fondos Feder de la Unión Europea dentro del programa Edusi, dispondrá de salas destinadas a impartir cursos de carácter multidisciplinar, realización de itinerarios de inserción laboral destinado fundamentalmente a colectivos y personas en riesgo de exclusión.

Está previsto que el proyecto esté concluido a finales del 2021 para entrar en funcionamiento en 2022.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El pub Edra desaparece por 12.800 euros