«Las Rías Baixas son ideales para aprender surf»

La PradoSurf Escola nació en la playa en 1998 de Patos para hacer este deporte accesible en toda Galicia

Adrián Seoane, socio de PradoSurf Escola, lleva más de veinte años practicando surf en Patos
Adrián Seoane, socio de PradoSurf Escola, lleva más de veinte años practicando surf en Patos

vigo / la voz

En una provincia que tiene 398 kilómetros de costa bañador por el Océano Atlántico, ver tablas de surf deslizándose sobre las olas de sus playas es una imagen cada vez más habitual. El hecho de que esté aumentando el número de practicantes pegados a las tablas es una señal de que empiezan a correr buenos tiempos para quienes viven del surf.

Uno de los cuatro socios fundadores de PradoSurf, una cadena de escuelas de este deporte que tiene presencia en Nigrán, Sanxenxo, O Grove, Sabón y Bastiagueiro confirma que esta disciplina está experimentando un repunte en todas las edades. «La tendencia actual es que los niños se inicien cada vez en edades más tempranas, entre los cuatro o cinco años. Pero este año también hemos tenido a un alumno de más de 70 años», apunta Adrián Seoane, socio fundador de PradoSurf. Además, este antiguo monitor advierte un mayor número de mujeres que de hombres involucradas en cabalgar las olas, «ellas representan el 60 % del total de nuestro alumnado», señala.

Este sector está creciendo a pasos agigantados después de que PradoSurf Escola instaurase, en la playa de Patos, los primeros chiringuitos de surf hace veinte años. Parecía cuestión de tiempo que los arenales de la provincia viesen cubiertas sus orillas por tablas de surfing y de bodyboard. «Galicia en general es un buen lugar para el surf por la geografía que crean las rías. Por sus condiciones climáticas y las olas suaves y moderadas, las Rías Baixas son un lugar ideal para el aprendizaje de los deportes de mar y viento», dice Seoane. Las Rías Altas, por otro lado, las componen playas más expuestas y con un oleaje más bravo, para personas más iniciadas en este deporte. «De los 2.327 alumnos con los que contamos, hay cerca de cien especialistas nacidos en nuestras escuelas con muy buenas marcas a nivel nacional», añade este socio.

La industria de Prado actualmente cuenta con representación en cinco playas de toda Galicia: Patos, A Lanzada, Sabón, Bastiagueiro y Areas fueron recibiendo la invasión. «Patos es especial, fue la primera y ahí comenzó toda la profesionalización del surf», aclara Seoane. Cuando levantaron la tan conocida caseta de madera, en 1998, eran los únicos que cultivaban esta disciplina en toda la comarca de Vigo. «Era muy difícil encontrar tablas, muchas de ellas las conseguíamos a través de amigos que nos las traían del País Vasco», revela Seoane. Desde estos orígenes comenzó una revolución y en la actualidad la asociación de surf de Patos valora que hay 50 personas viviendo a base de este deporte. Las casetas de A Lanzada y de Bastiagueiro también permanecen abiertas durante todo el año y en invierno están abarrotadas de alumnos que, enfundados con un neopreno, se lanzan a las olas a entrenar. La de Sabón, por su parte, abre durante los meses de verano, de mayo a septiembre, temporada en la que reciben a miles de turistas. Finalmente Areas está dedicada al alquiler de tablas de Paddle-Surf y se rige por la estacionalidad.

Precisamente por esta falta de ambiente surfista en Galicia hace veinte años, Adrián Seoane, que tiene 36, descubrió su pasión por el surf en las playas de Francia. «Mi madre es holandesa y cada vez que viajábamos hasta los Países Bajos hacíamos una parada en la costa francesa, es la semilla del surf en Europa», apunta. En esta comunidad todavía no estaba implantado el gusto por este deporte y hacerse con una tabla a finales de los noventa todavía era complicado. «De hecho mi primera tabla era de Silvia Superstar, me la consiguió su hermano que era un gran amigo mío», cuenta como anécdota.

Desde sus primeras olas a los 15 años hasta ahora Seoane no ha despegado su cuerpo de la tabla. «Junto con mis amigos, los que estamos metidos en la droga de este deporte, buscamos cada semana un rincón al que retirarnos para disfrutar de las olas. Frecuentamos mucho las playas del norte de Portugal», dice este amante del surf que admite retirarse como mínimo dos días a la semana a la adrenalina del mar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Las Rías Baixas son ideales para aprender surf»