El embalse de Eiras cae a su mínimo histórico

El último informe de Augas de Galicia revela que la presa está al 37,12 % de su capacidad

.

vigo / la voz

La falta de lluvias sigue agravando la sequía que padece el área metropolitana de Vigo. El embalse de Eiras, que abastece a la mayor parte de la ciudad y municipios vecinos, se encuentra en su mínimo histórico, tal y como recoge el último boletín hidrológico publicado por Augas de Galicia. El volumen de agua embalsada asciende 8,23 hectómetros cúbicos, lo que representa el 37,12 % de su capacidad total. El estado de la otra presa con la que cuenta la ciudad, la de Zamáns, no es menos preocupante. Dispone de menos de un hectómetro cúbico, un 34 % de su capacidad. 

Hasta ahora, el mínimo histórico que había registrado el embalse de Eiras databa del año 2004, cuando el caudal cayó hasta el 37,38 %. Un registro que acaba de ser superado y que podría seguir empeorando si las lluvias no aparecen ya que los niveles de aguas no dejan de caer en las dos principales presas del área metropolitana. A finales del pasado mes de noviembre, el volumen de agua en Eiras estaba al 38,91 % y solo diez días después cayó hasta un mínimo histórico.

A pesar de la mala situación que atraviesan los embalses, desde el Concello aseguran que el abastecimiento está asegurado para los próximos 74 días. Un período en el que se esperan que regresen las lluvias que permitan levantar el estado de alerta por sequía.De hecho, las predicciones meteorológicas vaticinan que las precipitaciones llegarán a Galicia a partir de mañana, aunque se desconoce cuánto tiempo se quedarán y si dejarán la cantidad suficiente para mitigar el nivel de alarma.

Una medida que ayudaría a paliar las dificultades que atraviesa el área de Vigo sería el trasvase de agua desde el río Verdugo al Oitavéz. Sin embargo, el Concello de Ponte Caldelas ya ha dejado claro que se oponen a esta actuación y amenzan con acudir a la justicia para evitar el trasvase.

Ponte Caldelas acudirá a los juzgados para frenar el trasvase del Verdugo

El Ayuntamiento de Ponte Caldelas ha confirmado hoy que acudirá a los tribunales de justicia para frenar el trasvase que la empresa pública Augas de Galicia pretende llevar a cabo del caudal del río Verdugo al embalse de Eiras, para abastecer de agua a Vigo y los municipios de su área metropolitana.

Un informe jurídico encargado por el Gobierno municipal propone hasta tres medidas, tanto administrativas como judiciales, en función de las decisiones que adopte la Xunta.

El alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, ha explicado que el Gobierno gallego está «obligado» a aprobar el proyecto del trasvase y someterlo a exposición pública, un proceso al que se podrán presentar alegaciones.

Si la Xunta no admite las alegaciones de Ponte Caldelas, Díaz ha anunciado su intención de presentar un recurso contencioso ante el órgano competente, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que llevará aparejado una solicitud de paralización cautelar del trasvase del caudal del río.

En caso de que la Xunta proceda a ejecutar la obra por la vía de urgencia, sin aprobar previamente el proyecto y obtener garantías de evaluación ambiental, Ponte Caldelas también acudirá al juzgado y presentará un recurso contra la actuación material por la vía de los hechos, lo que anteriormente se conocía como interdicto.

Este segundo recurso, que sería ante el Juzgado de lo contencioso de Pontevedra, también exigirá la paralización inmediata de las obras.

Díaz ha opinado que el problema radica en la «escasísima calidad» del Gobierno gallego, al «comprometer» a la Administración autonómica con decisiones de «dudosa legalidad».

El regidor ha añadido que «bajo ningún concepto» esta obra, valorada en 5,5 millones de euros, puede ser considerada como de emergencia, por lo que debe estar precedida de los estudios «pertinentes», de un proyecto técnico «correctamente aprobado» y del correspondiente «escrutinio social» de la exposición pública.

Además, el Ayuntamiento de Ponte Caldelas ya ha comenzado a organizar una segunda movilización social contra este trasvase que tendrá lugar, en fecha todavía por decidir, ante la Delegación de la Xunta de Galicia en Pontevedra.

El Gobierno municipal ha anunciado que está «dispuesto» incluso a sufragar la contratación de autobuses para facilitar la asistencia de los vecinos a la movilización en Pontevedra.

En ese sentido, ha indicado que prevé entablar contactos para pedir el apoyo de colectivos sociales y ecologistas de Galicia contra una decisión que considera una «salvajada ambiental»

Votación
11 votos
Comentarios

El embalse de Eiras cae a su mínimo histórico