El miedo se pierde en una mañana

El monte Alba acogió a numerosos fieles que acudieron a la romería de San Bartolomé


vigo / la voz

El Sergas celestial otorga a San Bartolomé la capacidad de curar el miedo. Quizá sea debido a que este apóstol de Jesús murió valientemente desollado. Aquel mal trago ha quedado reflejado en la iconografía del santo que por eso porta un cuchillo y que alguien, con mucho y macabro sentido del humor, decidió nombrarlo patrón de los curtidores.

Ayer, abrió consulta en muchos puntos de la comarca. En Taboexa, en Meira y. como no, en el monte Alba. Hasta su cumbre fueron muchos los fieles que cumplieron con esta antigua tradición.

Desde primeras horas y durante toda la mañana se desarrollaron misas en la capilla de la cumbre. La eliminación del miedo tiene su propio rito. Los fieles pasan sus cabezas por debajo de la figura del santo. En el aspecto más festivo del asunto, los romeros pudieron degustar las propuestas de Casa das Novenas, servicio de bar para la ocasión. La música fue puesta por la charanga Vai de Baile y el grupo de gaitas Os Daniñas, de Ourense.

El santo fue llevado hasta la cumbre el pasado 15 de agosto, en compañía de la imagen de la virgen. Allí permanecerán hasta comienzos de septiembre, cuando se complete los tres días de celebraciones.

San Bartolomé es representado en la iconografía cristiana con un cuchillo, símbolo del martirio al que fue sometido el apóstol, y con una diablesa encadenada a él, para referirse a las tentaciones terrenas.

Como todos los años, la romería del Alba volvió a repetir las escenas de ofrecimiento de animales al santo. Son las personas que han visto cumplidas sus peticiones o que pretenden que se cumplan. Los animales son después sometidos a una puja cuyos beneficios quedan en la parroquia convocante de la romería.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El miedo se pierde en una mañana