Oposiciones


Es sabido que el líder del PP vigués, Chema Figueroa, quiere presentarse a oposiciones. Y no porque vaya a prepararse un temario, porque tras 27 años de concejal interino ya debería tener plaza fija. Sino porque, si va de cabeza de cartel, los resultados le dejarán muy lejos de gobernar. Así que concurre a oposiciones, a opositar en el mismo banco que actualmente.

Hay que reconocer, en su descargo, que en no pocas ocasiones lo han dejado en un papelón esta legislatura. Ciertas políticas de Xunta y Diputación en nada ayudaron a su imagen. Inmolado en el altar de la lealtad al partido, al menos ha logrado celebrar sus ?bodas de plata? con Vigo, ya con 27 años a sueldo de las arcas municipales. Es todo un récord, que supera los 24 de Leri y los 18 de Arca. Si no se tuerce la cosa, dejará el listón muy alto, con una marca astronómica, por encima de las tres décadas. Y tal vez se jubile con un solo epígrafe en la vida laboral que le dejan cada año en el buzón: «concejal».

He de confesar que a mí me cae muy bien Chema Figueroa. Nos hemos visto en las mil y una, e incluso algún día pidió mi cabeza, como si ésta tuviese algún valor. Asisto entusiasmado a su longevidad corporativa y le deseo que cumpla muchos más.

Sin embargo, circula estos días que nuestro hombre quiere dar un paso atrás y proponer a Javier Guerra como candidato. Parece una fórmula de ticket, muy propia de las presidenciales a la Casa Blanca. A la espera del tirón del exitoso empresario, siempre es mejor que presentarse, a sabiendas, a oposiciones.

En cualquier caso, creo que la corporación actual sería muy distinta si hubiese elecciones hoy mismo. En un año, todo puede sorprendernos. Algunos igual van a oposiciones sin saberlo...

eduardorolland@hotmail.com

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Oposiciones