Anova prohíbe en su dirección a cargos de colectivos religiosos

El conflicto interno que vive la coalición en Vigo prosigue a un día de su asamblea con la impugnación de su propia lista electoral y una renuncia

Anova se presentó en las autonómicas en un mitin masivo en Vigo con EU y sumó 28.441 votos.
Anova se presentó en las autonómicas en un mitin masivo en Vigo con EU y sumó 28.441 votos.

VIGO / la voz

La disputa generada entre la cúpula gallega de Anova y su agrupación en Vigo se mantiene a un solo día de la celebración de la asamblea local en la que será designada su nueva dirección. A la impugnación de la candidatura oficial y la dimisión de alguno de sus candidatos, se han unido críticas internas contra lo restrictivo que entienden algunos de sus militantes que son los estatutos aprobados por la formación en Vigo.

El artículo 14 del reglamento interno de los nacionalistas vigueses señala expresamente que en su coordinadora no podrá haber ningún cargo de otro partido, ni siquiera de los mismos que forman la coalición (Encontro Irmandiño, FPG, FPG y Esquerda Nacionalista Galega), ni, lo que es más llamativo, tampoco de ningún colectgivo religioso. «Non poderán ser elixidas, para exercer cargos de representación da asemblea de Anova Irmandade Nacionalista Vigo, persoa algunha que ostente cargo de representación en outro partido político, ou organización relixiosa». Con dicha norma, ningún cargo de Cáritas o de asociación de un colegio religioso o de organizaciones de otras creencias distintas a la católica podrían optar a codirigir la formación viguesa en su coordinadora, según interpretan miembros de dicha coalición que consideran estridente dicha limitación. Las incompatibilidades no se extienden sin embargo a ningún otro tipo de organización sindical, empresarial, social o de cualquier otro campo.

Las limitaciones aprobadas en la asamblea viguesa han motivado la intervención de la secretaria de Organización de Anova, Paula Verao, quien remitió una comunicación a la dirección de la formación en Vigo, extensible a toda la militancia, en la que advierte que la única incompatibilidad contemplada en los estatutos de la organización para ser miembro de un órgano de dirección es la de integrar la comisión de ética y garantías de la coalición, tribunal interno que dirime cualquier conflicto entre militantes o sus órganos. Verao conminó a los cuadros de Anova en Vigo que propicien un acuerdo antes de que sus resoluciones sean revisadas por el comité de garantías, dejando en el aire la posible anulación de la asamblea de mañana.

El rechazo a los cargos de cualquier organización religiosa no es en todo caso lo que está generando conflictos entre la permanente de Anova y su agrupación de Vigo. El rechazo en la próxima coordinadora local a cualquier miembro de otros órganos de la formación es lo que sigue enturbiando las relaciones. Un militante de la coalición nacionalista impugnaba ayer la lista que será votada en la asamblea prevista para mañana, al mantener que dos de los 16 aspirantes a los 14 puestos del órgano local son dirigentes del partido Fronte Obreira Galega (FOG), integrado en Anova.

Una baja

Dicha alegación, que apelaba «á ilegalidade» de los dos candidatos, fue remitida a la comisión gallega de ética y garantías de la coalición, mientras el coordinador local no daba por bueno el razonamiento al negar que los dos dos aspirantes tuvieran cargo político alguno.

La renuncia del único candidato de Nova Esquerda Galega a la dirección de Anova, Óscar Lomba, obligó en todo caso a rehacer ayer la lista que se votará en la mañana de mañana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Anova prohíbe en su dirección a cargos de colectivos religiosos