Campanas que compiten con el Whatsapp en Oia

La asociación Os Chichisos organizó una demostración del antiguo medio de comunicación de las parroquias


Oia

En momentos puntuales, un toque de campanas puede ser más efectivo que un whatsapp. En Santa María de Oia, por ejemplo, un repiqueteo constante y frenético alarma a los vecinos de un incendio. El toque de difuntos es diferente según el barrio al que pertenezca el vecino fallecido y, si este es menor de cinco años, también se toca de otra manera.

Sin embargo, el uso manual de las campanas y su lenguaje de ritmos y cadencias constituye una tradición popular en peligro de extinción. Hoy en día en todo el área de Vigo son mayoría los campanarios programados automáticamente, «pero no suenan igual», afirma Rosalía Rodríguez, miembro de la asociación Os Chichisos. Para llamar la atención sobre el antiguo medio de comunicación de las parroquias, esta entidad organizó ayer una demostración en la torre de la iglesia de Santa María de Oia, junto con la Asociación Cultural de Amigos del Monasterio (Acamo). Los campaneros Jesusa Crespo Domínguez, Rory Vicente Dorado Carmody y José Álvarez Mariño fueron los protagonistas de una jornada de puertas abiertas en el antiguo monasterio, en la que se invitó a todo el que quiso a tirar de la cuerdas. Los diferentes toques que han servido para avisar a los vecinos de Santa María de Oia durante siglos quedaron registrados por los micrófonos del colectivo escoitar.org.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Campanas que compiten con el Whatsapp en Oia