Los afectados por las preferentes cierran una treintena de oficinas en Pontevedra

Repartidos por las sucursales de toda la provincia, han obligado a las entidades a dejar de atender al público durante la jornada de tarde

Reunión sorpresa sobre las preferentes con el consejero delegado de Novagalicia Cesar González Bueno apareció en la concentración de Moaña, donde un centenar de manifestantes cerraron la oficina. La charla se zanjó sin acuerdo

Vigo

Estaba marcado en el calendario y así ha sido. La tarde de jueves se ha convertido en el día D elegido por los afectados por las preferentes para tratar de cerrar las oficinas de Novagalicia Banco por toda la provincia de Pontevedra.

A esta hora y, según los implicados de las diferentes plataformas consultadas, se ha logrado la clausura de cerca de treinta oficinas bancarias, que en las tardes de los jueves tienen horario de atención al público.

En Vigo el cierre ha afectado a la oficina central, situada en la confluencia de García Barbón con calle Colón. Esta fue la protesta más numerosa y en alguna ocasión incluso se ha llegado a cortar el tráfico. En total en la ciudad, según los implicados, se han cerrado seis sucursales (las del centro o la calle Progreso, entre otras).

De nuevo la comarca de O Morrazo ha vuelto a ser epicentro de las movilizaciones. En este caso lograron paralizar la actividad de atención al público de las ocho entidades de Moaña y Cangas.

En la comarca de A Louriña los implicados han cerrado al menos tres oficinas en O Porriño. Un grupo de manifestantes se concentraron en dos de las sucursales al comienzo de la tarde para, después de obligar a dejar de atender al público, reunirse en la del casco urbano y obligar también a su cierre.

Los compañeros apuntaron a que en Salceda no lograran reunir afectados suficientes para unirse a la iniciativa de hoy.

En la zona de O Condado, la situación era irregular. En Salvaterra un grupo de vecinos peleaba para provocar el cierre de la oficina del casco urbano, algo que todavía no habían logrado pasadas las 18.30 horas. El éxito era mayor en Ponteareas, con las tres sucursales bancarias de Novagalicia cerradas durante la tarde, pese a que había menos de una veintena de personas movilizadas.

La comarca de O Val Miñor continuaba por la tarde con su actividad normal.

Arousa

En la zona de Arousa, las oficinas funcionaban con normalidad. La excepción era la entidad de A Illa, que ha capitaneado las protestas en los últimos tiempos. Allí acudieron ataviados con mascarillas y trajes de protección para manifestarse y cerrar el establecimiento.

Pontevedra

En la zona de influencia del Lérez las protestas se concentraron en Marín y Bueu. Allí los implicados lograron cerrar las dos oficinas del casco urbano de Marín y la correspondiente a Beluso. En Pontevedra, sin embargo, la situación era tranquila.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

Los afectados por las preferentes cierran una treintena de oficinas en Pontevedra