Assumpta Serna: cumpleaños y clase magistral en Vigo

VIGO

17 sep 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

1Pequeño se quedó ayer el auditorio de la Escuela Gallega de Cine con motivo de la inauguración oficial del curso. Ningún alumno del complejo Marcote en Cabral (incluidos los de Imagen y Sonido) quería perderse la lección inaugural, pronunciada mano a mano por Assumpta Serna y Scott Cleverdon. Del interés que suscitó la intervención de ambos actores dice mucho el hecho de que nadie tenía la menor prisa por irse.

De hecho si Fernando Jove, director del centro, no hubiera hecho una discreta seña, claramente indicativa de que ya era hora de comer, aún seguirían allí todos pegados a la silla. Curiosamente, a la misma hora se estaba celebrando también la apertura del curso en la Universidad de Vigo, con la diferencia que en el acto del campus los alumnos podían contarse con los dedos de una mano. Y sobraban dedos.

Si ayer fue un día especial para los estudiantes de la Escuela de Cine de Vigo, no lo fue menos para la propia Assumpta, ya que la cita coincidió con su cumpleaños (taitantos). De ahí el ramo de flores y la tarta (de fresas) con los que fue agasajada.

Pues eso, que lejos de aburrir (en algún caso hasta a las ovejas), la charla resultó especialmente amena. La peculiar retranca de Scott en su también peculiar Spanglish contribuyó notablemente. Lo que sí les recomendaron muy en serio a los estudiantes fue despojarse de los complejos con los que cargan muchos profesionales en nuestro país, mucho más valorados de lo que se pudiera pensar fuera de España, incluido Hollywood. De hecho, sostienen, desde América miran con envidia hacia el viejo continente. Les fascina que haya tanto creativo con ideas capaz de hacer buenos trabajos (a veces excelentes) con muy poco dinero. Quién sabe si el próximo Spielberg no se estará formando en Vigo.

Sirvent y el ajedrez

2Con un espacio como tablero, se fijan las posibilidades de movimiento y un objetivo. Es lo que, según cuentan los Sirvent, hicieron cuando se plantearon abrir un espacio a la creación allá por el 2004. Desde entonces, se han ido sucediendo los movimientos en cuestión. El próximo, según me cuenta Luis Sirvent, se producirá el día 21. Esa tarde abren una nueva ventana cultural en la ciudad, un recorrido, dice, a medio camino entre el diseño y el arte contemporáneo.

Con la complicidad del historiador dezano Ángel Calvo Ulloa, intentarán ofrecer una programación atractiva. Para el izado del telón han elegido, entre otros, los trabajos de Javier y José Luis Diez (diez+diez) y el músico Carlos Quintá.

Y antes de la conversación distendida y los pinchitos Alfonso Penela pondrá a los asistentes al cabo de la calle de las características de su diseño espacial. El título elegido para su intervención, El algodón no engaña, puede dar una pista de por dónde van a ir las cosas en el futuro. La cita, el día 21 a partir de las ocho de la tarde. Ya anticipo que habrá sorpresas. Avisados quedan.