El sueño que ilusiona a Eusebio

El técnico admite abiertamente que su prioridad es conseguir el fichaje del ex barcelonista, que en el Osasuna cobraba este año más de un millón de euros


Santiago Ezquerro Marín (Calahorra, 14 de diciembre de 1976) es el objeto de deseo de Eusebio Sacristán. El entrenador céltico le conoce personalmente de su etapa en el Barcelona, donde le dirigió como segundo entrenador de Frank Rijkaard.

A pesar de sus 32 años y de que lleva cuatro temporadas prácticamente en blanco, sin competir, el técnico tiene plena confianza en que puede aportarle muchas cosas al Celta.

Eusebio dijo la semana pasada que era fundamental acertar en el fichaje del sustituto de Ghilas, y esa sería la misión de Santi Ezquerro en caso de que acepte las condiciones para fichar por el equipo vigués.

El entrenador céltico no oculta su interés por el riojano. «Es un jugador que nos vendría bien. Solo falta convencerle y que le atraiga nuestro proyecto y nuestra propuesta. Es un futbolista con una categoría, una calidad y una experiencia que nos daría muchas cosas», comentaba el de La Seca el sábado por la noche al concluir el partido de Lugo.

Fuentes del club tampoco ocultan que le petición expresa de Eusebio Sacristán es este futbolista que ha militado en el Osasuna, el Atlético de Madrid, Mallorca, Athletic de Bilbao, Barcelona y de nuevo Osasuna.

El principal obstáculo que se puede encontrar el Celta a la hora de contratar a Santi Ezquerro son sus pretensiones económicas. En el Osasuna era con diferencia el jugador que más cobraba de la plantilla, con 1,2 millones de euros. Había firmado tres años de contrato, pero José Antonio Camacho no contaba con él (solamente ha tenido 19 minutos de juego desde el mes de enero) y el club consiguió alcanzar un acuerdo para rescindirle el contrato tras una indemnización de 400.000 euros.

No será fácil que después de cuatro años sin apenas competir un club le abone unas cifras cercanas ni siquiera a la mitad de lo que cobraba en Pamplona. Al menos en España. Por eso un representante de Bilbao conocido suyo ha recibido el encargue de buscarle sitio en algún club extranjero, posiblemente en Arabia Saudí, Qatar o los Emiratos Árabes, que son los países donde mejor se está pagando a jugadores veteranos de pasado ilustre. Su aval es haber formado parte de la plantilla del Barcelona.

También se habla del interés del Xerez del Cuco Ciganda, el entrenador que le llevó al Osasuna, y del Málaga, donde su presidente Lorenzo Sanz es amigo personal de Ezquerro.

En su carrera ha marcado 52 goles en Primera División. Es un jugador que siempre ha jugado en la banda izquierda, pero con tendencia a irse hacia el centro y con olfato de gol. Cumple con las características que busca Eusebio. La duda de muchos es su estado de forma, agravado probablemente porque no ha hecho pretemporada al encontrarse libre.

Es la apuesta personal de Eusebio y el técnico es consciente de que sobre él recae la responsabilidad de que salga bien si al final viste de celeste, pero está dispuesto a asumirlo.

Otras alternativas

Pero la dirección deportiva maneja un abanico de nombres ante la posibilidad de que no fructifiquen las negociaciones con Ezquerro.

En Valladolid dicen que el Celta ha preguntado por Álvaro Antón, un zurdo con quien no cuenta Mendilíbar y que viene de una grave lesión a principios de la pasada temporada cuando estaba cedido en el Numancia. Había hecho una gran campaña en el Racing de Ferrol hace dos temporadas.

Otro jugador que interesa es José Juan Luque, el extremo izquierdo del Málaga, que en Segunda División ha demostrado varias veces su condición de goleador y que es el máximo artillero de los andaluces este verano. Muñiz le había declarado transferible, pero tras sus buenas actuaciones parece que se quedará en la plantilla malagueña.

Otra opción es el joven Jeffren, una de las perlas del Barcelona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El sueño que ilusiona a Eusebio