Barreras adelantó la botadura del tercer buque sísmico para esquivar un boicoteo sindical


El astillero vigués H.J. Barreras, uno de los mayores productores navales de toda España, botó ayer el buque sísmico W.G. Amundsen -bautizado en reconocimiento al afamado explorador noruego de principios del siglo XX- con casi media hora de adelanto sobre el horario previsto, para eludir de esta manera la posibilidad de un boicoteo por parte de los sindicatos, que barajaron esta opción a principios de esta semana para presionar ante la falta de avances en la negociación del convenio colectivo del sector del metal de la provincia de Pontevedra.

Finalmente, a pesar de los temores de la dirección de la compañía de construcción naval, fundados en rumores que circularon por el astillero durante toda la semana, el buque sísmico salió al mar sin problemas. La pleamar estaba prevista ayer para las 16.18 horas, y la botadura se celebró a las 15.58 horas.

El barco, que se dedicará a la prospección de bolsas de gas y de petróleo bajo el lecho marino, es el tercero de los cuatro contratados por una naviera noruego-dubaití, que confió en la tecnología de H.J. Barreras para llevar a cabo este ambicios proyecto, valorado en más de 350 millones de euros. El astillero H.J. Barreras prevé la botadura de un nuevo buque este lunes. Se trata de un ferri de 150 metros de eslora máxima para la compañía Balearia, con la que tiene un multicontrato de otros 350 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Barreras adelantó la botadura del tercer buque sísmico para esquivar un boicoteo sindical