Un arma musical que arrasó en Tucson

Este dúo consiguió 200 dólares de caja en un concierto en la ciudad americana


Afincado desde hace casi cuatro años en la ciudad de Barcelona, el vigués Daniel Domínguez además de publicista es la mitad de una de las formaciones musicales revelación de los últimos años en la ciudad condal. Junto al donostiarra Israel Marco forma Cuchillo , un nombre que nada tiene que ver con el utensilio de cocina. Lo eligieron por una historia sobre un pueblo fantasma de Nuevo México y porque les gustaba como sonaba, aunque en parte refleja bien su estilo musical, que rompe un poco con todo, y la intensidad de los directos.

El sonido de Cuchillo es para muchos incatalogable. En su música hay todo tipo de influencias y consiguen con percusión, guitarra y voz una mezcla de ritmos psicodélicos, folk y rock. Daniel se encarga de la batería y de la percusión mientras que la voz, la guitarra y quien compone los temas es Israel. Se conocieron a través de una amiga común y en poco tiempo se dieron cuenta de que compartían también un mismo concepto de lo que les gustaría hacer musicalmente. Se pusieron manos a la obra y recorriendo las salas de Barcelona consiguieron cautivar al público más underground y poco a poco su repercusión se fue extendiendo. Con la grabación de su disco debut, producido por Paco Loco, han dado el salto definitivo a la escena nacional. «Es un disco que no tiene una propuesta más allá que presentar lo que hacemos y cómo entendemos nuestra música», explica Daniel. Lo grabaron en quince días en el estudio de grabación que tiene Paco en Cádiz que como dice Daniel es «una casa de campo con piscina en la que te puedes concentrar en la música porque no hay ningún tipo de distracciones».

Gira americana

El disco lo han paseado por toda España y también han tenido tiempo para irse un mes a hacer las Américas. Pidieron vacaciones en sus respectivos trabajos y Daniel e Israel se pasaron prácticamente todo el mes de octubre dando conciertos por Estados Unidos.

Pasaron la mayoría del tiempo en furgonetas y aviones aunque también les dio tiempo a hacer unos cuantos conciertos. «Fue un infierno porque, por ejemplo, para ir de Portland a Los Ángeles nos pasamos 16 horas encerrados en la furgoneta», relata el percusionista vigués. Eso sí, gracias a ello pueden decir que su música ya ha sonado en ciudades como Los Ángeles, Nueva York o San Francisco aunque quizás la que más le impresionó fue Tucson, en el estado de Arizona. Como en el resto de la gira se presentaban como unos totales desconocidos y consiguieron vender 200 dólares en cedés y vinilos. «Fue una sorpresa, no nos lo esperábamos. Aún no nos lo creeemos porque el hecho de que comprasen el disco significa que lo que hicimos sobre el escenario les impresionó tanto que decidieron gastarse los 12 o 18 euros que cuestan los discos», dice Daniel.

La buena acogida de su música en Estados Unidos les ha dado más fuerza para seguir luchando por su proyecto, sobre todo, porque son conscientes de lo competitivo que es el panorama musical allí. Además, tanto Daniel como Israel tienen claro que su música no se puede quedar aquí y ahora ya piensan en ponerse a trabajar en su segundo disco durante el 2009.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Un arma musical que arrasó en Tucson