El regalo de Alaska y Nacho

CRÍTICA MUSICAL


FANGORIA, el grupo de Alaska y Nacho Canut, acaba de cumplir quince años al frente del tecno-pop nacional. Lo están celebrando con la reedición de su último disco ( Arquitectura Efímera ahora Deconstruida ) y una gira de nueve conciertos que es, sobre todo, un espectáculo divertido, un encuentro de una formación entregada a unos fans entusiastas y agradecidos y, lo mejor, un repaso por la trayectoria del grupo sin dejar fuera ningún disco. En la noche del jueves la gira Varietés recaló en sala Olimpia de Vigo, con una buena entrada. Sonaron temas desde Salto Mortal , hasta los tres Vulcanos o sus tres últimos discos, producidos por Carlos Jean, los de mejores ventas.Alaska, una diosa del pop. Nacho, serio y profesional, con su permanente punto de timidez. La banda sonó bien. Rafa Spunki, músico y dj, hizo los coros, como siempre, contraste ideal para Olvido. El show traía también a las Nancys Rubias, un experimento ramoniano y petarda en play back que hicieron de teloneros, y una maestra de ceremonias, travesti radical, La Prohibida, que estuvo graciosa hasta que cantó. De bailarinas, dos drags. Una ruleta presidía el escenario; ocultos estaban los singles del grupo. El azar y la mano de La Prohibida hicieron que sonasen No sé que me das , Más que una bendición , Interior de una nave espacial abandonada y así hasta nueve temas. Después se supo las que quedaron fuera, pero Olvido y Nacho regalaron Hombres para terminar la velada. Aún así, el detalle lo tuvieron sobre todo con sus seguidores más auténticos. Sonaron joyas como Dios odia a los cobardes , El dinero no es nuestro dios o Carne, huesos y tú , que acaban de recrear en una nueva versión en disco. En mi prisión , primer single de la carrera del grupo, abrió el show; todo un acierto. Tampoco podía ser de otro modo. Al igual que hace quince años, Alaska se subió a un plataforma giratoria para cantar eso de «no me vengas con cuentos, o cuéntame otro mejor» y dejar a todos, como entonces, con la boca abierta. Sólo un pero: faltaron esas versiones estupendas de otros grupos, sobre todo la deliciosa Hoy aquí, mañana vete , de Los Ramones, que tan bien les sale en los concierto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El regalo de Alaska y Nacho