Fernando Vidal comparece hoy ante la grave situación del Deportivo

La Voz REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

El presidente del club analizará el crítico momento del equipo y abordará las decisiones a tomar

08 feb 2021 . Actualizado a las 15:52 h.

Las seis de la tarde es la hora escogida por Fernando Vidal para dar la cara en medio de la crisis institucional que atraviesa la entidad. Días después de que el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, anunciara cambios inmediatos en el club, en busca de una mayor profesionalización, el consejo de administración blanquiazul hablará para analizar la situación y abordar las decisiones a tomar.

En una intervención por medio de videoconferencia, el dirigente blanquiazul estará acompañado de la mayoría de los integrantes del consejo de administración con el que aterrizó en la plaza de Pontevedra hace poco más de un año, cuando gracias al acuerdo con Abanca, garantizó la supervivencia del Deportivo más allá de resultados deportivos inmediatos, tal y como se ha visto con el descenso a Segunda División B.

El deportivismo no se puede permitir que no pase nada

Paulo Alonso

El Deportivo lleva meses instalado en el peor momento de su historia. Pero aquí no sucede nada salvo el obligado relevo en el banquillo. A falta de cinco partidos para que termine la primera fase de esta extraña Segunda B, el Deportivo tiene muy difícil seguir peleando por un ascenso que le resarza mínimamente de sus continuos fracasos. Cuesta cuantificar el despropósito en el que vive sumido el club, perdido en una liga más que mediocre de hasta 102 equipos. Con el músculo que desde hace un año le proporciona Abanca, ni en el mercado invernal de la anterior temporada ni en el del pasado verano arregló nada. Los continuos errores en la contratación de jugadores, incapaces de puntuar ni contra el Celta B ni contra el Coruxo, son el ejemplo más palpable de un día a día de una entidad a la deriva. Por eso el deportivismo no se puede permitir que no pase nada, que el análisis dentro de un club campeón de Liga se reduzca a la falsa excusa de que la pelota no quiere entrar.

Seguir leyendo