Los picos del Dépor en la quinta jornada

La Voz

TORRE DE MARATHÓN

SERGIO REYESLOF

El equipo coruñés visitará Guijuelo en un momento que ha sido clave en la trayectoria de las últimas temporadas

18 nov 2020 . Actualizado a las 10:21 h.

A lo largo de un campeonato de Liga ningún partido vale más que otro... hasta cierto punto. Es cierto que cuantitativamente la victoria siempre suma tres puntos en el casillero, pero desde el punto de vista cualitativo para el Dépor el respaldo de derrotar al Celta nunca se ha podido comparar con el triunfo sobre otro rival cualquiera. Ni, por lo visto, tampoco parece igual ganar en la primera que en la quinta jornada. Un repaso a las últimas temporadas del Deportivo permite elaborar una suerte de calendario de los puntos calientes en que se decantó su trayectoria, y estas coinciden en destacar los quintos partidos que el equipo coruñés jugó como aquellos que marcaron su tendencia.

Justo el de este domingo (17.00 horas, televisado por la plataforma Footters) en Guijuelo se convertirá en el número cinco que el equipo coruñés va a disputar en este atípico curso. No hay que engañarse: su resultado se quedará lejos de explicar por sí solo éxitos o fracasos futuros. Pero hasta ahora se ha retratado como relevante en sus respectivas campañas, quizá por esa condición de este choque número cinco como puente entre el nacimiento liguero y el estirón de un equipo. Esta es una ojeada a aquello que el Dépor ha hecho en la quinta jornada de las cinco últimas temporadas.

temporada 2019-20

El punto de partida de aquel Deportivo que se olvidó de ganar

La nefasta pasada temporada comenzó con un triunfo y tres derrotas durante las cuatro primeras jornadas de Anquela. En la quinta (1-1 en El Molinón contra el Sporting) el Dépor inició una racha de cuatro empates seguidos que le acabaron de convencer de aquello que ya se palpaba: sus tremendas dificultades para ganar. El equipo coruñés protagonizó su peor racha: 19 jornadas sin triunfo.

temporada 2018-19

Los primeros tropiezos de un proyecto que nunca acabó de arrancar

Era el primer curso en Segunda tras cuatro seguidos en Primera, y arrancó así: empate, triunfo, empate y triunfo. Pero al quinto partido, de Copa, derrota, y a la quinta jornada, en Alcorcón, otra derrota. Es cierto que hasta Navidad no hubo más derrotas, pero la trayectoria irregular del equipo de Natxo González, con muchos empates, especialmente a domicilio, situó a este Dépor en el alambre de la indefinición.

temporada 2017-18

Un espejismo que no valió ni como oasis en medio de un desastre competitivo

La tormenta perfecta de una temporada para olvidar se gestó desde el primer día. Derrota, empate y dos nuevos partidos perdidos hasta tomar aliento con el primer triunfo del curso en la quinta jornada. Pero solo fue un espejismo. Mel no cumplió otros cinco en el cargo.

temporada 2016-17

Los problemas de un proyecto inmaduro y sin ninguna fortuna

A Garitano no le fue mucho mejor. Triunfo, empate, derrota, otro empate (cinco puntos de doce posibles) hasta que, en la quinta y sexta jornadas, dos derrotas dejaron al descubierto que el proyecto apenas estaba hilvanado y muy lastrado por las lesiones y la falta de fortuna. A partir de ahí llegaron un octubre y un noviembre con solo dos victorias, paliado luego gracias a un buen diciembre.

temporada 2015-16

Los frutos de una buena preparación y el impulso de la machada del Camp Nou

El Dépor arrancó aquella campaña en la cresta de la ola. No obstante, el inicio pintó muy dubitativo (dos empates, triunfo y derrota), antes de que el equipo cuajase en la quinta y sexta jornadas con sendos triunfos. A partir de ahí, solo una derrota hasta final de año en un equipo que venía de salvarse de milagro en el Camp Nou.