Los números que empequeñecen al Barcelona frente al Deportivo Liceo

Desde la llegada de Juan Copa al banquillo verdiblanco en el 2017, el equipo azulgrana solo ha perdido 6 partidos, tres de ellos ante los coruñeses


Lo que para otros es el gran reto, para el Liceo se ha convertido en una costumbre. El triunfo cosechado el pasado lunes en el Palau Blaugrana por el equipo que prepara Juan Copa ha supuesto la confirmación de que el club coruñés ha vuelto a convertirse en la auténtica bestia negra del Barcelona. No solo en España, también en Europa.

En la OK Liga, el considerado mejor equipo de hockey sobre patines del mundo lleva casi tres años sin perder más que contra el Liceo. La última derrota cosechada por los azulgrana en la competición nacional de la regularidad sin ser frente a los gallegos data del 18 de noviembre del 2018. En aquella ocasión cayeron en la cancha del Reus por 2-1. Mil sesenta días después,la escuadra de Edu Castro solo ha sido derrotado en dos ocasiones y ambas por el Liceo. La primera, en el partido inaugural de Liga de la pasada temporada, en Riazor, por 2-1; la segunda, el pasado martes en el Palau (3-4). Se da la circunstancia de que, entre ambos partidos, el Barcelona no perdió ningún otro de los 32 encuentros disputados. Ni en España, ni en el viejo continente.

Si los números de la competición española de la regularidad son destacables, ampliarlos a todos los torneos de carácter nacional e internacional disputados hasta la fecha, pone todavía más en valor lo que está consiguiendo el Liceo. Desde aquella derrota en Reus, el Barcelona ha disputado 117 encuentros oficiales (OK Liga, Copa, Champions, Supercopa y Copa Continental). Y solo tres equipos han conseguido imponerse a la potente escuadra catalana. El Oliveirense le ganó un partido de Liga Europea; el Reus la final de la última Supercopa disputada; y el Liceo, que a los dos triunfos antes citados de Liga añade el de la Supercopa de septiembre del 2018. Es decir, que en 117 duelos, solo ha caído en cinco ocasiones, y tres de ellas a manos de los discípulos de Juan Copa. Hay un sexto partido, que fue la semifinal de la Champions del 2018-19 en la que el Barça fue eliminado por el Oporto, pero en la tanda de penaltis, con lo que estadísticamente computa como un empate.

Este exitoso bagaje del Barcelona, que solo el Liceo es capaz de afear, recoge 35 partidos del ejercicio 2017-18 (22 de Liga, 3 de Copa y 10 de Champions) en los que no hubo ninguna derrota. Una temporada después, son 46 los encuentros disputados por los azulgrana (30 de Liga, 3 de Copa, 9 de Champions, 2 de Supercopa y 2 de Copa Continental), los verdiblancos le ganan la Supercopa y el Oporto los elimina en la competición europea en los penaltis. El pasado ejercicio, 2019-20 comenzó con derrota barcelonista en la Supercopa contra el Reus y también en la OK Liga en el Palacio de los Deportes de Riazor. Desde aquel momento y hasta ayer, 27 partidos de Liga (incluidos 3 de esta temporada) y 6 de Champions. Treinta y cuatro duelos en los que solo un rival tumbó al club más poderoso del mundo: el Liceo. Y sucedió para destrozar además otra marca, la que llevaban los locales de 1.290 días sin caer en el Palau. El Forte dei Marmi había sido su anterior verdugo, el 1 de abril del 2017. 

Este triunfo verdiblanco supuso, asimismo, una pequeña revancha de un Liceo que la temporada pasada vio cómo la federación española de hockey le privaba de luchar por la Liga al cancelar la competición por la pandemia y proclamar campeón al Barcelona sin necesidad de disputar el play off por el título. Una victoria que lleva tres sellos: el del espíritu que imprime la elástica del Liceo; el del descaro y ambición que otorga la juventud de su plantilla; y el del manual de un entrenador, Juan Copa, que lleva tiempo generando interés tanto en Cataluña como el Portugal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los números que empequeñecen al Barcelona frente al Deportivo Liceo