El Dépor, matemáticamente descendido en un final de liga adulterado

La Liga aplaza su partido porque 6 jugadores del Fuenlabrada dan positivo, pero mantiene el resto de la jornada y los resultados dejan al club descendido salvo que prosperen las demandas que presentará


Atropello al Deportivo. El positivo por coronavirus de seis jugadores del Fuenlabrada provocó el aplazamiento del partido de Riazor en donde ayer el equipo coruñés se iba a jugar la continuidad en el fútbol profesional. La Liga decidió que no se jugase su encuentro, mientras la expedición del club visitante permanecía confinada en un hotel de A Coruña, pero en una decisión sin precedentes permitió que el resto de encuentros se disputasen con normalidad. Esta medida, contraria al espíritu que impregna toda esta última jornada de horarios unificados, provocó el peor de los escenarios para el club blanquiazul, que ya no dispone de posibilidades matemáticas de permanencia, después de que el Lugo y el Albacete ganasen en sus respectivos partidos al Mirandés (2-1) y al Cádiz (0-1), respectivamente.

La indignación del Deportivo creció conforme avanzaba la noche. Mientras todos los demás partidos aún se estaban disputando, el club anunció que estudiará y emprenderá «todas las acciones legales necesarias, ante las instancias correspondientes, en defensa de sus legítimos intereses». La entidad centenaria reclamará así, pues considera que debe entenderse que el Fuenlabrada «no se ha presentado a la celebración del partido y que al Deportivo le perjudica la disputa del resto de la jornada en estas condiciones».

Su oposición frontal a que la decisión tomada por la Liga de mantener sin cambios el resto de la jornada se basa da «adultera la competición y el espíritu de las dos últimas jornadas con partidos cuyos resultados influyen en los demás». Ni el Lugo ni el Albacete saltaron ayer con la misma presión que podrían haber jugado sus partidos, mirando de reojo el encuentro que se debía estar disputando en Riazor, pues sabían que, fuese cual fuese el resultado, ambos iban a terminar este lunes por encima del Deportivo.

La Liga justificó la medida de que siguiese adelante con normalidad el resto de la jornada como «la solución que mejor protege la salud de los futbolistas y la integridad global de la competición». En cambio, otros clubes, como el Numancia, el Oviedo, el Elche o el Rayo Vallecano, estos dos implicados en la lucha por la promoción de ascenso junto al Fuenlabrada, mostraron su «más profunda indignación por la adulteración de la competición», mientras el propio sindicato de futbolistas AFE dio a conocer su desacuerdo y reconocía que pidió de forma oficial a la Liga el aplazamiento de toda una jornada unificada «que lo que pretende es que no se adultere la pureza de la competición», pero no se le hizo caso.

La afrenta por parte de la Liga a los intereses del Deportivo es evidente, pues este no ha podido defender hasta el final sus posibilidades de permanencia y se ha visto matemáticamente empujado al bajar a Segunda B sin permitirle siquiera saltar al campo. La imposición abre, además, un período de incertidumbre en cuanto a cómo se resolverá el descenso y también la promoción de ascenso, con el Fuenlabrada todavía con posibilidades matemáticas de alcanzar la sexta posición.

El club coruñés recuerda que cumplió escrupulosamente las exigencias sanitarias

Nadie discute las causas sanitarias de fuerza mayor que obligaron al aplazamiento del Deportivo-Fuenlabrada, acordado de mutuo acuerdo por la Federación y la Liga y con el consentimiento del Consejo Superior de Deportes. El contagio por coronavirus de varios integrantes del equipo madrileño no dejaba otra posibilidad. Sin embargo, el Deportivo dejó muy claro ayer que ha cumplido escrupulosamente «con todas las exigencias sanitarias marcadas en los protocolos y se ha presentado a la disputa del partido sin que haya comparecido el Fuenlabrada».

Los positivos en el equipo madrileño provocaron que este no se encontrase en condiciones de disputar su partido a las nueve de la noche de ayer. «Nos mostramos totalmente de acuerdo con las razones sanitarias que obligan a la suspensión y que son asumidas por este club», señaló en un comunicado el Deportivo, que había sido recibido para el encuentro en Riazor por una hinchada cuyo esfuerzo no puede caer en saco roto.

Vidal anuncia que el club llegará hasta donde sea para que se repita la jornada

El consejo de administración del Deportivo peleará hasta las últimas consecuencias para conseguir que se repita la jornada de Liga y evitar así que se altere la competición. Así lo confirmó ayer su presidente, Fernando Vidal, que anunció que recurriría a todas las instancias posibles, incluyendo la vía judicial con el fin de que se repita la jornada.

El máximo responsable de la entidad blanquiazul está convencido de que se ha producido una adulteración del campeonato y que no le llega con que le den los tres puntos del partido.

«Nosotros pensamos que se jugaría la jornada completa en tres o cuatro días. Nuestra sorpresa fue cuando hemos visto que los demás partidos se han disputado. Es bochornoso. Un atropello que no podemos consentir», aseguró el mandatario.

Además, denunció que hubo clubes, como el Rayo Vallecano, que recibieron coacciones para disputar sus partidos, cuando ellos querían que la jornada completa se celebrase el mismo día y a la misma hora. «De otros no puedo hablar, pero desde el Rayo sí me han hablado de ciertas coacciones para que se jugara el partido», enfatizó. Además, Vidal confirmó que, aun cuando no se considera equipo de Segunda B, si llegara el caso, el club sería viable. «Llegamos aquí acompañados de un socio financiero y puedo asegurar que el Deportivo no va a desaparecer». Y anunció que mañana presentará ante el TAD el recurso por la supuesta alineación indebida del Extremadura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

El Dépor, matemáticamente descendido en un final de liga adulterado