Un descenso entre la vergüenza y la injusticia

Fernando Hidalgo Urizar
Fernando Hidalgo EL DERBI

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

21 jul 2020 . Actualizado a las 01:22 h.

El Dépor ha descendido por méritos propios en lo que ha sido una temporada tan agónica como esperpéntica, triste e indignante. Conviene recordarlo.

Pero también conviene analizar los hechos tal y como se desarrollaron ayer y entonces quizá lleguemos a la conclusión de que el propio club y Fernando Vázquez tienen toda la razón del mundo cuando advierten que el Deportivo fue perjudicado por la decisión de que se jugara toda la jornada con normalidad al tiempo que se aplazaba su partido ante el Fuenlabrada. Con la decisión tomada por la Liga, la Federación Española de Fútbol y el Consejo Superior de Deportes, o quien quiera que haya resuelto, que en el fútbol ya no se sabe muy bien, se rompió el principio de igualdad por el que se rigen tradicionalmente las dos últimas jornadas del campeonato de Liga. Numancia, Lugo y Albacete jugaron sin la distracción y sin la presión de tener que recibir noticias de lo que sucediera al mismo tiempo en el estadio de Riazor.

Según Fernando Vázquez: «El Lugo y el Albacete juegan con ventaja, no juegan con la presión de nuestro marcador. Se juegan estos últimos partidos y puntos juntos para que nadie tenga ventaja competitiva. El Lugo sabe que estamos empatados y que vamos a jugar, pero imagina que marcamos a los 5 minutos... ¿No influye, eso?».