Luis César: «La suerte ya sonríe a estos chicos»

El entrenador destacó la fe de sus futbolistas hasta el último suspiro para sumar un triunfo vital: «La luz es ahora más grande. Ha prendido la llama»


La sonrisa por fin asomó también a las ruedas de prensa del Dépor. «Ha sido una alegría tremenda para todos. Para mí también. Hasta ahora me he animado animando a los demás. Ahora todos nos animamos con ese gol y con el triunfo. Por fin», se desahogó Luis César tras el feliz triunfo de este sábado, el primero liguero de su etapa y el segundo que encadena su equipo junto al de Copa del pasado martes. «Hoy parecía que no íbamos a tener un final feliz. Como siempre. Pero la dinámica ha cambiado. Hemos ganado en Copa, nos hemos puesto por delante, hemos ganado y tocaba ganar a balón parado, con lo que hemos sufrido a balón parado en otros partidos. Ha prendido la llama y ahora hace falta que este equipo siga por la senda de los buenos resultados», señaló el entrenador, quien abundó en el estado de ánimo de sus jugadores: «Están sensibles, lo están pasando fatal. La gente no elige sufrir, pero les toca y ahora han dado un paso importante. La luz ahora es más grande, se van a la Navidad con dos partidos oficiales sin perder y la suerte ya sonríe a estos chicos».

El técnico deportivista, que evitó contestar a si pensaba que el de este viernes pudo haber sido su último partido por la inminente llegada de Fernando Vázquez, se mostró especialmente satisfecho por que el gol del triunfo llegase en un lance de estrategia. «Peru es gran cabeceador y hemos tenido fortuna. Tenía convencimiento de que íbamos a marcar a balón parado, no lo habíamos hecho hasta ahora en mi etapa y se lo había dicho a los jugadores, les podéis preguntar», señaló un Luis César que por fin pudo salir de Riazor con una sonrisa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Luis César: «La suerte ya sonríe a estos chicos»