Golpe de timón en el Deportivo para no naufragar

El Deportivo cambiará de sistema ante el Alcorcón e introducirá nuevos futbolistas para reaccionar


No es demasiado tarde para el enfermo, aunque los doctores ya hablen de metástasis. El Deportivo afronta esta tarde (18 horas, Movistar LaLiga1) ante el público de Riazor su decimosexto intento de mostrar síntomas vitales tras no lograr vencer a sus últimos quince rivales en Segunda.

«Hay que pegar un golpe de timón», decía Luis César Sampedro tras caer con impotencia ante el Extremadura. El nuevo rumbo y la magnitud del viraje se dejará ver ante el Alcorcón, un equipo que todavía no ha perdido lejos de su estadio. Y de momento, ese giro ha tirado a Borja Valle y a Borja Galán por la borda. El motivo: «Cuestiones tácticas y futbolísticas», según Luis César Sampedro.

El berciano, cuando aún no había trascendido la convocatoria, fue el primero en enfilar el vestuario desde los campos de Abegondo. Caminaba solo y con la cabeza baja. Luis César llegó algo después, mientras mantenía una acalorada charla con Carmelo del Pozo.

Sobre el césped permanecieron un rato más los delanteros, ensayando remates, y Gaku Shibasaki, que practicó su golpeo a balón parado en lo que, y ante la más que probable ausencia deAketxe en el once, podría ser una pista que indique que el 22 tiene muchas papeletas de volver a la titularidad. De hecho, el entrenador arousano mantuvo una conversación a solas con el japonés antes de finalizar la sesión.

El partidillo de los viernes, que muchas veces sirve como boceto, aportó pocas claves. El peto amarilló no sirvió para señalar a los titulares y el breve test con balón fue un mezcladillo de fabrilistas y jugadores que ni siquiera entraron en la convocatoria.

«No voy a decir la alineación, no la saben ni ellos», aseguraba Luis César ante la prensa en una comparecencia en la que se cuidó de recordar que él nunca había hablado de «revolución». No soltó prenda sobre la posible entrada de hombres como Beto y Gaku al once y relativizó la importancia del cambio de sistema que se producirá tras la ineficacia mostrada por el 1-4-2-3-1.

Empeñado en no dar pistas, Luis César desempolvó el manual de tópicos. «A mí me gustan todas las maneras de jugar y de ganar y uno tiene que elegir cómo quiere ganar y cómo quiere que le ganen», explicaba resaltando que un equipo no es más ofensivo por jugar con 3 defensas ni más defensivo por jugar con 5.

Apuestas y oportunidades

Luis Ruiz ha disputado 93 minutos de Liga repartidos en los duelos ante el Huesca y el Cádiz. Pero la media es engañosa. Los malos 90 minutos de los que dispuso ante el Huesca le pusieron la cruz a la espera de una oportunidad. Al onubense le ha llegado el momento de hacer tabula rasa. La lesión de Salva le colocará entre los titulares en una defensa inédita esta temporada. Luis Ruiz estará acompañado de Somma, Lampropoulos y Mujaid. El canterano parece haber convencido a Luis César con sus actuaciones en el lateral diestro y optará por el riojano en detrimento de un peso pesado del vestuario en horas bajas como es Eneko Bóveda. El que sobrevive es Dani Giménez. Es fácil intuir que sus declaraciones pidiendo más participación de los jugadores del Fabril en medio de una tormenta de críticas no gustaron en el vestuario. «Si hay que enfadarse, vamos a salir enfadados y volver contentos», señalaba Luis César en una nueva evasiva desde Abegondo al ser preguntado por las declaraciones del guardameta. No habrá medidas contra él. Ni sobre sus palabras, ni sobre su nivel de juego. «De momento no me lo planteo», zanjó al ser interrogado por un posible cambio bajo palos.

El cerrojo, entre todos

«Cuando un equipo encaja goles es culpa de todos. Los primeros responsables son: su entrenador, los delanteros, los medios, el defensa y el portero. Nuestra metástasis es esta realidad. Con 29 goles en contra no vamos a ningún lado». Ese fue el mensaje que Luis César se encargó de hacer calar a la prensa con toda clase de símiles. Subir la intensidad en defensa es una necesidad apremiante para el arousano y descargará esa responsabilidad sobre todo el equipo. También sobre los jugadores más ofensivos.

«Para los delanteros, el partido de mañana dura 60 minutos. Tienen que vaciarse, y después entrarán otros», dijo en un llamamiento a funcionar como un bloque. Al menos en defensa.

Alineaciones probables:

Deportivo: Dani Giménez; Mujaid, Lampropoulos, Somma, Luis Ruiz; Gaku o Vicente, Bergantiños, Peru; Mollejo, Koné y Longo.

Alcorcón: Miralles; Laure, David Fernández, Diéguez, Bellvis; Boateng, Dorca; Ernesto, Stoichkov, Óscar Arribas; y Jack Harper.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Golpe de timón en el Deportivo para no naufragar