Una grieta en el carril derecho del Deportivo

La sanción de Eneko Bóveda se suma a la pubalgia de David Simón, que viajará a operarse en Portugal, y obligará a recurrir a Valín o a Galán para el lateral


Otros tres meses sin David Simón. No hay parte médico, pero sí precedentes, dos muy cercanos, que tomaron el mismo camino que el lateral. También lo hicieron tras ver que no funcionaba el tratamiento conservador, traducido en la innecesaria dilación del momento de retorno. Tanto Fede Cartabia como Carles Gil agotaron su paciencia y optaron por operarse en Oporto de las molestias en el pubis. La misma dolencia que llevará al quirófano en Portugal al zaguero canario del Dépor, que deja una grieta en el carril.

Su baja arrancó tras la visita del Numancia, en la jornada 6, y hasta entonces había disputado tres encuentros como titular, jugando los 90 minutos en cada uno de ellos. A partir de ahí, se volvió un fijo en los entrenamientos al margen del grupo, aunque sin que su situación apareciera reflejada en los comunicados del club, cada vez más reticente a informar del estado físico del plantel.

La decisión de Simón de someterse al bisturí coincide con otra ausencia forzosa en su plaza. Eneko Bóveda vio en Fuenlabrada la quinta tarjeta amarilla del curso, convirtiéndose en el primer miembro del conjunto blanquiazul en agotar ciclo de amonestaciones. Como resultado, no podrá disputar el encuentro de este domingo ante el Elche, abriendo hueco a dos productos del Fabril.

Uno ya rodado en Alcorcón. Allí llegó a jugar varios encuentros de lateral, donde también se ha probado ya tras su regreso al Dépor. Borja Galán fue carrilero circunstancial con Anquela, ligado especialmente a resultados adversos que el equipo coruñés pretendía remontar apostando por futbolistas de perfil más ofensivo. La fórmula, ya ensayada durante la pretemporada, no dio mayor fruto, pero sirvió al menos para continuar el rodaje del madrileño, preparándolo para una situación como la actual. «Galán me puede hacer la función de lateral derecho, que no tenemos», reflexionó Luis César la semana pasada, al explicar por qué figuraba su nombre y no el de Beto en la lista para el encuentro en Fuenlabrada.

Allí el futbolista saltó al campo, pero fue para relevar a Jovanovic, dentro de la política de extremos a pierna natural que pretende implantar, dentro de lo posible, el nuevo entrenador. Apenas gozó de tiempo en el estadio Fernando Torres para entrar en contacto con el balón.

Si no es él quien releva a Bóveda será probablemente Jorge Valín, mucho más hecho al puesto. El fabrilista ya tuvo ocasión de estrenarse como titular con el primer equipo. A domicilio, formando de inicio en Las Palmas, donde participó del horrible espectáculo ofrecido por los visitantes. Lastrado por la necesidad de tapar a los dos mejores futbolistas canarios y por el plan de conceder los costados al adversario para tapar el pasillo central, Valín no dejó una gran impresión, pero tampoco dilapidó todo el crédito que acumula con sus buenas actuaciones en el filial.

Somma, con el grupo

En el Fabril de Luisito coincide con Mujaid, otra de las bazas (esta más rocambolesca) con las que cuenta Luis César para ocupar el costado derecho de la zaga. Ahí se ha probado circunstancialmente durante algunos entrenamientos para disimular las numerosas bajas. El riojano tendría al menos la ocasión de lavar la imagen ofrecida en Vallecas, que le llevó a caerse definitivamente de los planes de Anquela.

El cuarto candidato al carril es Somma, quien ha empezado la semana ejercitándose con el grupo, a la espera de abandonar por fin la lista de bajas en la que seguirá largo tiempo David Simón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Una grieta en el carril derecho del Deportivo