El Málaga exprime un córner y sus contraataques

Pablo López

TORRE DE MARATHÓN

César Quian

Las claves del partido desgradas por, Pablo López, exanalista del Deportivo y de la selección de Camerún y entrenador

20 oct 2019 . Actualizado a las 19:52 h.

El Deportivo iniciaba el partido con una sola victoria como local, una derrota y tres empates, con siete goles a favor y en contra. El Málaga, como visitante, había conseguido su única victoria, dos empates y tres derrotas, con 4 goles a favor y 7 en contra.

Deportivo

Sistemas: 1-4-2-3-1: Después del partido ante el Las Palmas, Luis César optó por la alineación que Anquela puso en su último partido en Riazor. Mollejo, Gaku y Montero recuperaban su sitio en el once en detrimento de Galán, Vicente y Valín, respectivamente.

Fase defensiva: El Deportivo sufrió en las transiciones defensivas cuando el Málaga robaba el balón en mediocampo y salía rápido al contraataque.

Fase ofensiva: En su inicio de juego, situaba a Bergantiños entre centrales para crear superioridad. Pudo enlazar en contadas ocasiones con la segunda línea y optaba por balones largos sobre Longo. Este los protegía, para a partir de ahí atacar en campo contrario. Al paso de los minutos, el Dépor mejoró y obligó al Málaga a defender más cerca de su portería y a cometer faltas próximas a su área.

Con los cambios, Aketxe pasó a jugar en mediocampo. Al final de la segunda parte se convirtió en un partido de ida y vuelta donde predominaban las transiciones y los contraataques.

Balón parado: Optó por Aketxe y Gaku tanto en los córneres como en las faltas, para tener dos perfiles en el golpeo. En los saques de banda en defensa, estuvieron bien, ya que no les crearon mucho peligro, a pesar de la dificultad que entrañaban. Los córneres le costaron un gol en contra, al dejar libre el segundo palo tras una prolongación de un jugador del Málaga en la zona de la corta.

Málaga

Sistemas: 1-4-4-2: Hasta siete cambios realizó Sánchez del Amo respecto al partido anterior. Vuelve Munir a la portería, Cifuentes y Mikel en los laterales, Renato, Adrián y Keidi Bare: en el doble pivote, y en la delantera, Antoñín acompañará a Sadiku.

Fase defensiva: Presionaba en posición avanzada para no dejar jugar al Dépor. Sus dos delanteros, con sus basculaciones, eran capaces de defender la salida de balón rival y le obligaban a jugar más directo. En la segunda parte, con el paso de los minutos defendieron ordenados con sus dos líneas de cuatro y buscaron sentenciar a la contra.