La maldición del lateral izquierdo

TORRE DE MARATHÓN

Luis Ruiz fue víctima en Huesca de un capítulo más del mal fario que planea sobre esta posición en el Dépor

29 ago 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Dentro del gran misterio que es el mundo del fútbol, se puede encontrar que no se sabe muy bien por qué, en ocasiones, un club produce infinidad de buenos jugadores de una determinada demarcación, mientras que en otra exhibe una carencia desesperante.

Es el caso del Deportivo y su lateral izquierdo. El pasado domingo debutó Luis Ruiz, el número 25 de los últimos 20 años. Una cifra que, teniendo en cuenta que Romero estuvo ocho temporadas, Capdevila 7 y Filipe 4, resulta bastante elevada. Se da la circunstancia de que, además, los hombres que han desfilado por esa banda han protagonizado algunas de las anécdotas más curiosas de estas dos décadas.

Bonnissel

Le partió la nariz a un hincha

El paso de Jerome Bonnissel por el Deportivo fue de todo menos tranquilo. Los problemas acompañaron al francés durante los tres ejercicios que disfrutó en A Coruña. Más allá de no acudir a una convocatoria para un partido de Liga alegando que tenía problemas familiares, llegó incluso a agredir a un aficionado a la salida del entrenamiento. El jugador rompió la nariz de un cabezazo, después de que el joven de 17 años y un grupo de amigos lo increparan. El francés se bajó del coche y le golpeó. Meses antes había lanzado unas tijeras a un fotógrafo que cubría la información diaria del primer equipo blanquiazul.