Las 27 caras de una frustración

Solo Dani, Saúl, Bergantiños, Duarte, Quique, Pedro, Carlos, Valle y Expósito aprobaron


Pocos se salvan de una temporada en la que 27 han sido los protagonistas blanquiazules.

Dani Giménez

El mejor de la clase. Su fichaje despertó suspicacias por edad y por los recientes problemas vividos en la portería blanquiazul. Tardó poco en despejar dudas y ha acabado convertido en ídolo de la hinchada por sus intervenciones salvadoras, su aplomo y su discurso. Apenas cometió errores.

David Simón

Desaparecido al final. Se hizo dueño del carril en la primera mitad de campaña, pero terminó cediendo el puesto hasta apenas contar para Martí. Condicionado por su falta de rigor defensivo y su ineficacia a la hora de centrar.

Saúl García

De descartado a titular. El plan inicial en el lateral izquierdo pasaba por Caballo y Dubarbier, pero una serie de casualidades abrieron hueco a Saúl y este lo supo aprovechar para acabar el curso como dueño del puesto con más aspirantes. Jugará en Primera con el Alavés.

Álex Bergantiños

El capitán sostuvo al equipo. Creció con el avance de la temporada hasta resultar fundamental en la promoción. Se partió literalmente la cara por el equipo y resultó clave en las ayudas defensivas frente a rivales de altura. En Mallorca se notó su falta.

Pedro Mosquera

Pocas noticias del coruñés. El centrocampista coruñés no llegó a convencer a Natxo ni a Martí. Titular en trece partidos.

Domingos Duarte

Un futuro prometedor. Llegó para rodarse y lo hizo. Superó un bache a mitad de campaña para completar un curso destacable. Inteligente, contundente, veloz... Indispensable, a pesar del protagonismo negativo en Palma en el primer gol local.

Quique González

Máximo goleador. Aunque pasó por tramos grises, algo habitual en los hombres gol, hizo 17 tantos como máximo anotador blanquiazul y segundo de la categoría. Destacó también por su sacrificio.

Vicente Gómez

Sin un lugar a su medida. Sus primeras actuaciones levantaron muchas expectativas que no se cumplieron con el avance de la temporada. Decepcionó.

Christian Santos

Penalizado por la propuesta. No fue el Deportivo un equipo prolífico en centros medidos al área y los delanteros pasaron mucho tiempo lejos del marco rival, donde el fútbol del venezolano se vuelve ineficaz.

Nahuel Leiva

Un penalti provocado y ya. Su entrada en el duelo de fase regular contra el Mallorca valió por un penalti decisivo para alcanzar la promoción. No hizo más.

Fede Cartabia

Apareció cuando debía. Apenas hubo rastro del argentino hasta que reclamó el papel de estrella en la promoción. Colocó al Dépor a un paso de Primera. Martí lo dejó en el banco a la hora de la verdad, en Son Moix.

Michele Somma

Oculto hasta la promoción. La lesión de Marí permitió que el italiano explotara sus condiciones. Clave frente al Málaga.

Adrián Ortolá

Escudero fiel. Demostró compromiso con sus declaraciones y actitud, pese a no jugar ni un minuto en Liga.

Michael Krohn-Dehli

¿Quién sabe dónde?. Desapareció en febrero, víctima de una misteriosa lesión. No había dejado huella hasta entonces.

Pedro Sánchez

Un diésel fiable. Apenas había destacado hasta que llegó el tramo clave y empezó a crecer. Un ejemplo de sacrificio defensivo y autor de goles importantísimos contra el Zaragoza, el Córdoba y el Málaga.

Sebastián Dubarbier

Inédito en Liga. El argentino llegó para pelear la titularidad en el lateral izquierdo y se irá tras haber disputado un solo encuentro, en Copa.

Diego Caballo

Un curso de rodaje. Empezó haciéndose dueño del carril, pero acabó por ceder la plaza a Saúl. La temporada le ha servido para pulirse.

Carlos Fernández

Un lujo para Segunda. Sus problemas físicos le impidieron estar disponible en varios tramos del curso y el equipo lo pagó, pero cada vez que pudo saltar al campo marcó diferencias. Muy por encima del nivel de la categoría.

Borja Valle

Importante recurso. El berciano decidió quedarse y, aunque no ha logrado colarse entre lo mejor del plantel, sí ha ofrecido un buen rendimiento, pese a actuar muy poco en punta.

Didier Moreno

Potencia sin control. Fue de los primeros en recibir silbidos desde la grada esta campaña. Firmó un par de buenos partidos, pero en la mayoría pagó su falta de aclimatación al campeonato. Muy potente, pero falto de técnica y rigor táctico.

Edu Expósito

El jugador sobre el que crecer. Si el Deportivo es capaz de retener a Expósito, el club contará con un futbolista que puede resultar clave en el futuro inmediato. Adorado por la hinchada, inteligente, esforzado y con mucha calidad. Indispensable para dar un salto en una plaza tan importante como la medular.

Pablo Marí

Dudas en su final. Empezó la temporada ofreciendo una mezcla perfecta con Domingos Duarte, pero se fue diluyendo. Dejó algunos errores preocupantes.

Íñigo López

Una preocupación más. Llegó como cuarto central, pero ha acabado siendo centro de atención por su arresto en la operación Oikos.

 Eneko Bóveda

La irrupción inesperada. Nadie contaba con Bóveda en el exigente tramo final. Primero había cedido el carril a Simón y después había ofrecido actuaciones bastante discretas. Pero llegó el encuentro contra el Cádiz y fue el mejor. En la promoción mezcló buenos con malos partidos.

Vítor Silva

Perdido sin su valedor. La salida de Natxo acabó con las opciones del centrocampista portugués, que solo tuvo 45 minutos con Martí.

Gil y Valentín

Las bajas de enero. Gerard Valentín no jugó y el esquema estuvo en contra de Carles Gil. Se fueron sin dejar huella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Las 27 caras de una frustración