«Penso que Riazor vai estar cheo; mellor dito, estará cheo»

Los rostros más conocidos del deportivismo empujarán ante el Málaga y animan a la afición a acudir al estadio


Un estadio de fútbol es un lugar diferente. Un recinto en el que las convenciones que rigen la sociedad no son aplicables. El fútbol nos iguala y una cartera llena puede garantizar, a lo sumo, mejores vistas, pero nada más. Uno será un punto más en una grada, una voz que solo tendrá posibilidades de ser escuchada haciéndose coral, junto al resto de espectadores, una palmada sobre otras miles de palmadas. Riazor no es una excepción. Todos los fines de semana de partido los rostros más conocidos se vuelven vulgares en la grada. Se aparca la fama para ser uno más. Es como debe ser. Ante el Málaga toca llenar Riazor, y allí estarán ellos, famosos durante la semana y comunes cuando pasan el torno.

Uno de los más reconocidos deportivistas es el comunicador Paco Lodeiro. Un clásico que, por descontado, allí estará. «Eu vou sempre», sobra la pregunta. «Estou esperanzado por unha cuestión de xeiras. Non porque o fútbol estea sendo bo, senón porque hai un cambio dende o penalti do Mallorca», asegura ilusionado un hombre curtido en partidos a cara de perro. «Eu son dos que viven traumatizado polo día do Rayo Vallecano -en la temporada 1982-83 los madrileños, que no se jugaban nada, dejaron sin ascenso al Deportivo-, dos que, tras aquel partido, fomos chorando para o Chaston». Esta vez irá con su hijo, que vivió ante el Córdoba esa explosión de júbilo que supuso garantizarse el play-off. «O fútbol ao final é isto. Ter que ganar e ganar. Todo cambia se es quen de estar á altura». Y entre todo, destaca el gran patrimonio que tiene el Deportivo. Ese que se sienta en las butacas de Riazor. «No ambiente e na afeción somos imbatibles, está por riba de case todos os clubes de Primeira. É o único que está garantido xunto coa elegancia de Barritos», bromea muy en serio Lodeiro.

Podrá estar también en Riazor Xosé Antonio Touriñán, tras una ausencia obligada por sus compromisos profesionales ante el Córdoba. Está confiado, con la fe puesta en un equipo que tradicionalmente responde en los momentos clave. «Somos bos cando hai que xogarse cousas. Un título, subir ou baixar... Todos terán ilusión, pero creo que nos toca». Y en los escenarios de vida o muerte, Xosé Antonio Touriñán parece sentirse cómodo. «Prefiro xogar este tipo de partidos que quedar de doce en Primeira División», sentencia. No valen excusas por el horario. «Deitámonos unha hora antes o xoves e listo».

El que no podrá asistir será Xosé Ramón Gayoso. «Pero coidado, que estarei vixiando», dice entre risas. «Os que xa temos uns anos estamos acostumados a situacións deste tipo. Agora chámanlle play-off pero sempre foi a promoción, aínda que é certo que agora é un pouco máis complicado», recuerda el comunicador que, aunque no vaya a poder asistir al partido, asegura que las victorias son igual de dulces y las derrotas igual de amargas desde la lejanía. Y si el partido cae un miércoles da igual porque «o sol sae polo mesmo sitio».

No lo tendrá fácil para acudir al estadio la gaiteira Susana Seivane, otra de las embajadoras del blanco y azul. «A maternidade é moi dura. A conciliación non existe. E aínda por riba teño moitísimo traballo». Entre foles y biberones lo va a tener complicado, pero pese a su posible baja Susana está confiada. «Eu penso que Riazor encherase, vaise encher. Esta afección sempre, sempre responde e convírtese nun xogador máis. E este tipo partidos dánsenos ben». Lo que podría ser un simple pálpito parece confirmarse cuando la artista sondea sus círculos más próximos. «Todos os meus colegas van», comenta con cierto envidia en su voz.

Así se espera. Cada uno a sus asientos. Todos juntos toca empujar.

Sigue el buen ritmo de venta de entradas

Con las entradas ya agotadas en las gradas inferiores de Marathón, Preferencia y Pabellón, el club despacha los últimos billetes disponibles para Pabellón superior cuyas localidades disponibles podrían agotarse en las próximas horas.

Queda todavía bastante papel por despachar para Tribuna y Preferencia Superior, que cuentan con muchos más asientos que los fondos aunque desde el club insiste en que el ritmo de ventas es muy bueno por lo que se espera un gran ambiente en el estadio coruñés.

¿Qué tiempo habrá hoy en Riazor?

Xavier Fonseca

¿Influirá lo meteorológico en el desarrollo del partido? ¿Cómo podría afectar a Dépor y Málaga? ¿Y a los aficionados?

En la primera final que afronta el Dépor este miércoles en casa, el tiempo será cambiante y las temperaturas algo bajas para la época del año. Eso sí, no se esperan lluvias durante el partido. Las únicas precipitaciones caerán durante la primera mitad de la jornada y de forma débil. Por la tarde, durante las horas previas, el cielo presentará muchas nubes. Las temperaturas serán discretas, oscilando entre los 18 grados de máxima, que se podrían alcanzar al mediodía, y los 10 grados de mínima, durante la disputa del encuentro.

El viento será del noroeste, húmedo y fresco, pero soplará flojo y, por tanto, la sensación térmica será suave. Con todo, será necesaria al menos una chaqueta. Llevar o no un abrigo a mayores dependerá de cada deportivista porque ya se sabe que la sensación térmica es algo subjetivo. Además, en esta previsión hay que sumar un factor importante, el de los miles de aficionados que se darán cita en el estadio coruñés y que se encargarán de caldear el ambiente. No hay mejor calor que el proporciona el ser humano. En este caso, el de una afición volcada con su equipo. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Penso que Riazor vai estar cheo; mellor dito, estará cheo»