Cuenta nueva en Riazor

El inesperado bache de marzo exige la reacción inmediata de un Dépor sorprendentemente ineficaz


«Como la cabeza no esté bien, lo demás no tira». Natxo quiso aprovechar la ausencia del Reus para organizar una jornada de reflexión y rebajar la traicionera visceralidad del equipo. «La inteligencia tiene que ser más importante que el corazón», recomendó el técnico en su visita de ayer a la sala de prensa de Riazor. La última antes de una cita fundamental para levantar el ánimo y el vuelo de un equipo que acaba de perder su condición de intocable en su estadio. Que no ha conseguido (regalos de la competición aparte) ganar en sus últimos cuatro duelos y que ha ido viendo peligrar cada vez más su condición de máximo realizador de la categoría. Solo frente al Alcorcón fue capaz de demostrar eficacia anotadora mientras se quedó sin marcar ante el Tenerife, el Málaga y Las Palmas (dos veces en condición de local) y solo perforó una vez las metas del Granada y el Nástic. Bagaje relacionado a la irregularidad adquirida por Quique González, goleador puntual hasta la jornada 13 y dependiente de las rachas a partir de entonces (desde que visitó, precisamente, el estadio de Los Juegos Mediterráneos).

La cita de esta noche es especial para él porque se medirá otra vez al conjunto en que demostró su condición de hombre gol, con 16 dianas por temporada entre el 2015 y el 2017. Las pruebas apuntan sin embargo a que el vallisoletano podría abandonar la titularidad. «A Quique le apareció una molestia a los dos días del partido con Las Palmas. Las últimas sesiones las ha hecho bien», expuso Natxo al referirse al 7. Pese a la recuperación, Christian Santos se ha seguido rodando dentro del grupo de favoritos al once.

Sin Carlos Fernández

La pelea se reduce a ellos dos porque el tercer candidato aún tendrá una semana extra de puesta a punto antes de entrar en la rotación. «A Carlos no lo vamos a forzar. La idea es que el lunes se incorpore con el grupo ya al cien por cien», manifestó el técnico.

Para ocupar las plazas a la espalda y costados del punta también hay candidatos que no están en estado óptimo, como Nahuel, quien, según desveló el míster (desde el club no se había puesto nombre al percance del extremo) sufrió una elongación. Se ha recuperado rápido, pero su concurso aún es duda.

Todo lo contrario al de Fede Cartabia, ausente en la sesión del martes por una amigdalitis ya superada. «Fede hoy estaba ya como un campeón», apuntó Natxo acerca del argentino, favorito para ocupar la banda derecha, dejando para Borja Valle la izquierda. El entrenador del conjunto coruñés no desveló ayer la convocatoria, que se conocerá pocas horas antes de un encuentro crucial.

Natxo González: «El objetivo era limpiar las cabezas y creo que se ha conseguido»

La Voz

Considera que el duelo contra el Almería «es una oportunidad para reivindicarnos a nivel individual y colectivo»

Natxo González evita palabras gruesas para definir el duelo con el Almería. «No me oiréis hablar ni de final ni de esas cosas», manifestó en la última rueda de prensa antes del encuentro. Una cita a la que espera sacar provecho: «Sin competir, tenemos tres puntos más. Hay más claridad que hace diez días. Lógicamente estamos tristes tras un tropiezo como el de Las Palmas, pero esto sigue y es una oportunidad bonita para dar un paso adelante y reivindicarnos a nivel individual y colectivo».

En ese sentido, el míster considera que ha resultado especialmente útil el fin de semana de descanso por la expulsión del Reus de la competición. «El objetivo era limpiar las cabezas, y creo que se ha conseguido, aunque el termómetro será el partido», recalcó Natxo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Cuenta nueva en Riazor