El Deportivo mira ahora hacia su área

El equipo coruñés pasa de ser el más goleador a uno de los menos batidos

Dani Giménez apenas ha encajado dos goles en las seis jornadas de la segunda vuelta
Dani Giménez apenas ha encajado dos goles en las seis jornadas de la segunda vuelta

En esta segunda vuelta el Deportivo está mutando en un bloque basado en fortalezas distintas. De la mano de la misma plantilla, reforzada en el mercado con dos jugadores que hasta ahora apenas han participado, continúa en pos del objetivo único del retorno a Primera, pero ha cambiado de guion. Consciente de que atraviesa una racha menos acertada en ataque, se está fijando en sacar provecho de la firmeza en defensa para que los puntos sigan cayendo en su casillero con la misma regularidad de antes. Y lo está logrando. He aquí su verdadero poderío, así como la cintura de un entrenador tan camaleónico como inteligente a la hora de entender los momentos de su equipo. El lunes (21.00 horas, Gol) llega un nuevo examen contra el Alcorcón en Riazor.

El Dépor suma ahora un punto más que a estas alturas de la primera vuelta. Había marcado un gol más, pero había encajado cinco, frente a los dos actuales. El arranque goleador de Quique y la irrupción de Carlos Fernández hinchaban las velas de un equipo feliz en ataque. Las cuentas dicen que si entonces era sexto clasificado, a tres puntos del ascenso directo, en un ránking elaborado únicamente con los resultados de esta segunda vuelta se encaramaría al tercer puesto a un solo punto del que lo precede.

Actualmente otros siete equipos de la Liga marcan menos goles que los coruñeses (el Extremadura, el Las Palmas, el Nàstic, el Tenerife, el Málaga, el Alcorcón y el Granada) y ninguno de los blanquiazules ha repetido como artillero desde que cruzaron el ecuador de la temporada. Está claro que al rendimiento general le ha afectado sobremanera la baja de Carlos en ataque, los problemas físicos de Cartabia, el escaso acierto de Quique, o que Santos siga sin ganarse la confianza de su entrenador, pero también las ausencias y bajas formas que ha padecido entre sus jugones del centro del campo. Es cierto que el Deportivo sigue dominando los partidos, pero no está generando las suficientes ocasiones claras para su ataque.

Centrales

El nuevo poderío del Deportivo es defensivo, donde el rendimiento de la pareja formada por Duarte y Marí no para de crecer. Con dos goles encajados en los seis partidos de la segunda vuelta, únicamente el enrachado Osasuna ha recibido menos. Además, en este tramo del calendario ha protagonizado dos empates sin goles que le valieron para resolver partidos en que su ataque no respondió. Solo en Granada (su partido más eficaz) y contra el Albacete marcó y al mismo tiempo también dejó la portería a cero. El que lo enfrentó al cuadro manchego se revela como su partido más redondo del 2019.

Esta transformación del Deportivo en un adversario sólido y sin apenas fisuras también le ha servido para superar en el golaveraje particular a cuatro de los seis rivales a los que se ha enfrentado (el Albacete, el Sporting, el Granada y el Nàstic), mientras empata con el Tenerife (que pelea por la permanencia) y el Málaga, al que aventaja en ocho goles en la diferencia general.

 Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Deportivo mira ahora hacia su área