El calvario de Dani Giménez

Cuatro de los nueve goles encajados por el Dépor llegaron de tiros lejanos e imposibles de parar


Giro de cabeza hacia la portería, mirada al cielo, resoplido y puesta en pie. La escena de Dani Giménez volvió a repetirse el pasado sábado en el estadio de Gran Canaria. Es la reacción del portero blanquiazul cada vez que encaja un gol de los llamados imposibles. Un disparo lejano inalcanzable para él. En el campo insular recibió el cuarto de la temporada. Cuatro de nueve, a lo que hay que añadir el tanto de penalti del Albacete en la primera jornada, lo que viene a refrendar aún más la buena temporada que tanto la defensa como el meta están realizando.

Jornada 3

Bryan Acosta, tras una pared con Jose Naranjo. El Deportivo ganaba 0-1 en el Heliodoro Rodríguez López en la tercera jornada, cuando el Tenerife salió al campo en el segunda jornada echando el resto. Y así a los diez minutos, Bryan Acosta recibe en tres cuartos de campo, se la pasa a Jose Naranjo, que sin querer se la devuelve haciendo una pared casi perfecta y el hondureño dispara con su pierna derecha antes de pisar la media luna del área. El balón se cuela a la izquierda de Dani Giménez.

Jornada 6

Falta directa perfectamente ejecutada por Montoro. Uno de los mejores partidos disputados esta temporada por la escuadra de Natxo González fue el correspondiente a la sexta jornada contra el Granada. El conjunto nazarí apenas creó peligro a la meta de Giménez y cuando este llegó el gallego lo supo solventar. Hasta el minuto 91, en el que Montoro tomó el esférico para ejecutar una falta directa bastante centrada. El centrocampista valenciano toma carrera. Da dos pasos. Derecha. Izquierda. Y golpeo con la diestra perfecto por encima de la barrera de manera que logra colocar el balón pegadito al poste derecho de Dani.

Jornada 7

Derechazo de Tete Morente para ilusionar al Nàstic. En un partido que el Deportivo parecía tener controlado sin problemas, un despiste de Pedro Mosquera a punto estuvo de costarle caro a su equipo. Transcurría el minuto 25 cuando el coruñés dio un mal pase en el medio del campo, que permitió al Nàstic acercarse a la portería gallega. El balón llegó a Tete Morente, que de manera poco ortodoxa consiguió combinar con un compañero y situarse en posición de tiro. Y, aproximadamente, desde el mismo sitio que una semana antes había chutado Montoro, el gaditano conectó un derechazo que adelantaba a su equipo en el marcador. Por fortuna, el Dépor recuperó el mando del partido y acabó ganando.

Jornada 12

Ruiz de Galarreta se aprovecha de la pasividad defensiva gallega. Si en los anteriores tantos poco pudieron hacer ni la defensa ni el portero, en el último de los golazos encajados por Dani Giménez sí que hubo cierta permisividad de los zagueros blanquiazules. En particular, de Saúl García. En el estadio de Gran Canaria, en un partido en el que el Dépor llevaba la batuta, Tana tocó para Ruiz de Galarreta, que se encontró con que nadie le entró y le dejaron el espacio suficiente para pensar y conectar un potente chut que se coló en la meta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El calvario de Dani Giménez