Con Fede, sin Valle y pendientes de Gil

Natxo gana al argentino como recurso en punta, pero pierde a su pareja titular de los últimos duelos


Lo primero que salió de la boca de Fede en sala de prensa fue un chascarrillo. «No empecé con buen pie», lamentó el argentino aludiendo al esguince de tobillo que lastró su arranque de temporada. Un problema ya superado, según recogía el parte médico emitido ayer por el Deportivo, en el que el enganche se cae de la lista de bajas.

«Si no estuviera al cien por cien no estaría con el equipo. Este club y los compañeros te exigen estar al cien por cien», proclamó el futbolista, transmitiendo tranquilidad en torno a su concurso en el encuentro de mañana. Una participación que se ha convertido en imprescindible, atendiendo a las ausencias que acusará el conjunto blanquiazul; todas, en su parcela ofensiva.

«Ojalá pueda llegar Borja porque lo necesitamos», manifestaba a continuación Fede, apuntando a un imposible. El club coruñés confirmó minutos más tarde que Valle todavía no ha superado la fase de «tratamiento médico y fisioterapia» que convierte en inviable su comparecencia ante el Sporting. En la misma situación se encuentra Quique González, lo que lleva a Natxo a perder a la pareja de delanteros empleada en las dos últimas citas. El vallisoletano anotó en ambas, mientras que el berciano vio puerta en la última, refrendando la buena sintonía de la sociedad que se perderá el público de Riazor en el estreno del Dépor en casa.

Futbolistas en fase de rodaje

Tendrá que improvisar el entrenador y las opciones son escasas. Por un lado, está la del recién llegado Carlos Fernández, con escaso rodaje en pretemporada y que, según admitió el propio técnico, no está «ni de casualidad» para disputar la hora y media de encuentro. Tampoco parece que Fede vaya sobrado tras solo dos sesiones de entrenamiento con el grupo. El argentino cuenta con la baza de poder formar en la mediapunta o como referencia en ataque -este último fue su rol frente al Albacete antes de lesionarse-. «Yo siempre quiero jugar, el míster que me ponga donde quiera», subrayó ante los micros. Y jugará seguro, aunque solo sea por la falta de alternativas.

Con Christian Santos de viaje con Venezuela -la selección latinoamericana jugó de madrugada frente a Colombia en el Hard Rock Stadium de Miami-, la baza restante para completar el tridente más próximo a la zona de finalización es la de Pedro Sánchez. El alicantino es el único a salvo de percances en este complicado inicio de curso.

Salvo sorpresa, el exjugador del Granada ocupará la plaza más próxima al área del Sporting en el rombo con el que Natxo arma su medular. Un puesto que en Tenerife ocupó Carles Gil, la última esperanza blanquiazul entre quienes completan el parte de bajas. Aunque no ha podido ejercitarse con normalidad en toda la semana, hoy se someterá a una nueva prueba para saber si ha superado sus problemas en la cadera y logra entrar en una convocatoria diezmada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Con Fede, sin Valle y pendientes de Gil