El futuro de Luisinho, en el aire

TORRE DE MARATHÓN

GONZALO BARRAL

El Apollon chipriota se lanza a por el lateral del Deportivo

10 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace ya cinco años, el Deportivo se debatía entre la vida y la muerte. Se encontraba en pleno proceso concursal. Con una deuda de 160 millones de euros. Un convenio por firmar. Hacienda, apretando. Los futbolistas, también. La Liga, sin permitir inscribir jugadores. Y, en medio de esta incertidumbre, llegaba en coche desde Oporto un experimentado lateral zurdo, con una dilatada experiencia en el fútbol portugués. No le importó la categoría. Ni la incertidumbre. Estaba decidido a hacer carrera en A Coruña. Y así, Luisinho el primero de sus contratos como deportivista.

Un lustro después ha pasado por mil y una experiencias en A Coruña. Unas buenas. Otras no tanto. Pero ha exhibido un compromiso que ha calado en la grada de Riazor que siempre lo ha visto como un capitán sin brazalete.

Pero con el descenso a Segunda y la revolución que Carmelo del Pozo pretende realizar en el vestuario, el portugués es uno de los futbolistas marcados como transferibles con la intención de hacer caja con ellos y dejar sitio a nuevas incorporaciones. En este sentido, el Apollon chipriota ha mostrado ya su interés por contratar al futbolista blanquiazul.

Según algunas fuentes, la opción parece interesar en la plaza de Pontevedra. Y el deseo chipriota ha llegado también al jugador. Pero ahí, el Deportivo y el Apollon se encuentran con un inconveniente. Luisinho no tiene intención alguna de hacer las maletas para marcharse al país mediterráneo.

El portugués está totalmente adaptado a la ciudad. Tanto él como su familia. Tiene hijos ya en edad escolar y, a sus 33 años, no pasa por su cabeza hacer las maletas para iniciar una aventura en un país desconocido para él y un fútbol de inferior categoría al español.

Llegó al Dépor en Segunda y está dispuesto a seguir en la misma categoría. Pero también entiende que el Dépor pueda tener interés en obtener un traspaso, en cuyo caso, siempre por el bien del club, aceptaría una venta. Pero no a cualquier club. Y menos, a cualquier país. Su deseo es seguir en España o regresar a su país.

Con dos años de contrato por delante, todo hace indicar que Luisinho se presentará en A Coruña el próximo 9 de julio para iniciar, como cada uno de los últimos cinco años, la pretemporada como futbolista del Deportivo. A partir de ahí, deberá sentarse, de nuevo, con Carmelo del Pozo para analizar su situación y los beneficios y desventajas que tiene para ambas partes su continuidad.

El Grasshopper y el Dépor estudian el traspaso de Saúl

La Voz

Mientras esta tarde tratará de acercar al Numancia a Primera, el futuro de Saúl se está negociando vía internacional. El Deportivo y el Grasshopper llevan algún tiempo estudiando la posibilidad de que el lateral cántabro recale en las filas del club suizo.

El zurdo santanderino conoce del interés, pero prefiere mantenerse al margen, ya que se encuentra centrado en el play-off de ascenso, cuya vuelta de la primera eliminatoria disputará hoy en La Romareda frente al Zaragoza.

No resulta nuevo que el conjunto suizo se interesa por el futbolista blanquiazul. Ya lo quiso el pasado mes de enero, pero Saúl apostó por quedarse en España. Igual que ahora. Su idea es, en primer lugar, lograr el ascenso con el Numancia y, si este hecho se produce, intentar seguir en el conjunto soriano en Primera División, bien en calidad de cedido, bien traspasado. De no ser así, querría regresar al Deportivo y buscar otra opción sin salir del país.

Seguir leyendo