Un billete para Rusia en medio del ruido

España, envuelta en el lío de Piqué, quedará virtualmente clasificada para el Mundial si vence a Albania

Colpisa
Enviado especial

«Hay que pasar página con lo de Piqué y es el momento de centrarse en el partido», recalca Julen Lopetegui desde que el central catalán compareciese sin límite de tiempo para explicarse el miércoles. «Para hacer un buen partido necesitamos el aliento de la afición del Rico Pérez. Quiero hablar de fútbol. El equipo necesita hablar de fútbol. Lo más importante es la pelota y la esencia del juego», reitera el seleccionador nacional.

 

Lopetegui, que ha vuelto a dedicar muchos esfuerzos en gestionar asuntos no deportivos durante otra concentración de España, no ha parado, cuando los acontecimientos externos se lo han permitido, de insistir a sus futbolistas en el peligro de Albania en el partido de esta noche (20.45 horas, La 1). «Logró la clasificación con todo honor para la Eurocopa y allí nos costó mucho ganar. Mereció ganar a Italia. Es una selección que tiene talento, físico y orden táctico. Es un equipo con alternativas», explicó, consciente de la necesidad de lograr un triunfo que deje casi virtualmente logrado el billete para el Mundial de Rusia. Eso permitiría viajar a Israel con mayor tranquilidad, ya que aunque matemáticamente faltaría un punto solo una debacle en forma de histórica goleada condenaría a España a la repesca. «Albania es muy complicada, lo demostró ya clasificándose para la última Eurocopa. Allí nos costó muchísimo más de lo que al final pareció, se encierra muy bien atrás y luego en las contras te puede hacer mucho daño. Tenemos que tener cuidado en controlar bien el partido y en cuanto ellos recuperen la pelota estar atentos en las vigilancias, que no nos creen muchas contras y peligro y que las ocasiones que tengamos aprovecharlas», definió Piqué en medio de sus explicaciones políticas.

 

Hace casi dos años, en noviembre del 2015 para un amistoso ante Inglaterra, la visita a Alicante también se produjo en circunstancias similares, con la perspectiva de que Piqué sería silbado en el Rico Pérez. «Lo insólito sería que no le pitaran. Es una corriente difícil de parar y creo que no nos debería preocupar ese hecho», dijo con cierta resignación Vicente del Bosque en la previa del partido, después de que en el mismo hotel hubiese casi el doble de personas que este jueves dispuestas a abuchearle de manera mucho más global. Después, en el partido, el asunto derivó en algo surrealista: mientras parte de la hinchada local le silbaba, los ingleses le aplaudían.

Dudas en el once

Uno de los que será más ovacionado será el alicantino Saúl Ñíguez, nacido en Elche y que podría ocupar la plaza del sancionado Busquets, aunque por lo visto en el último entrenamiento sería Illarramendi el elegido. «Les pido a mis paisanos que vengan a animar. El tema de los pitos es algo que nos va a unir todavía más y estamos muy centrados en el partido ante Albania», dijo.

Parece que Lopetegui optará por una defensa de cuatro (con Azpilicueta por Carvajal), si bien podría repetir el plan usado hace un año en Shkoder sin laterales y tener tres defensas (Monreal acompañaría a Ramos y Piqué) para ganar un centrocampista más a sumar a Koke, Thiago, Isco y Silva. Arriba la duda está en mantener a Asensio en el plan con falso 9, como ante Italia, o usar un punta más estático, tipo Aduriz, el elegido en la última sesión, Aspas o Rodrigo. El delantero valencianista es uno de los siete futbolistas del equipo sub-21 (junto a Bartra, Isco, Nacho, Illarramendi, Koke y De Gea) con los que Lopetegui disputó, en 2012, un partido oficial en el Rico Pérez que terminó con goleada (6-0) a Croacia.

Alemania e Inglaterra sellan su pasaporte para el Mundial y Polonia lo encarrila

Alemania e Inglaterra se clasificaron para el Mundial de Rusia y Polonia lo acaricia.

A Alemania le bastaba con un punto para sellar su pase como campeón matemático del grupo E. Pero salió a por todas igualmente y sentenció con dos goles de Sebastian Rudy en los primeros veinte minutos, ante una Irlanda del Norte que será la segunda clasificada. Kimmich redondeó la goleada (1-3).

Más complicada es la situación del grupo F. Inglaterra cerró su clasificación con un gol de Kane en el minuto 90 a Eslovenia (1-0). Pero el lío está ahora en la lucha por la repesca. Escocia ganó a Eslovaquia (1-0) y los británicos acabarán segundos si logran derrotar a Eslovenia, también con opciones, en la última jornada.

Por último, en el grupo C, Polonia goleó a domicilio a Armenia (1-6), con tres tantos de Robert Lewandowski y sendos de Blaszczykowski y Wolski, y solo necesita un punto en la última jornada ante Montenegro para sacar su billete para Rusia. Dinamarca es la única que puede quitarle la primera plaza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un billete para Rusia en medio del ruido