Luisinho rompe su maldición en Riazor

Álvaro Vega

TORRE DE MARATHÓN

MARCOS MÍGUEZ

El Deportivo siempre gana cuando marca Pedro Mosquera

15 abr 2017 . Actualizado a las 19:36 h.

Este domingo el Deportivo se reencontró con la victoria (2-0) en la Liga, tras un pobre bagaje de un punto en los cuatro últimos partidos, y lo hizo derrotando al Málaga CF tres temporadas después en Riazor -tras el 0-1 de 2014/15 y el 3-3 de 2015/16-, volviendo a poner de manifiesto lo mal que se le da el territorio deportivista al conjunto malagueño, que perdió en once de sus catorce visitas en Primera división.

Recién iniciada la segunda mitad abrió el marcador Joselu Mato, con su cuarto tanto del presente curso liguero, tras el doblete conseguido ante el Real Madrid (15ª jornada) y el gol frente al Barcelona (27ª jornada); fue ésta la quinta diana de Joselu en la Liga española, si sumamos el solitario gol que firmó como madridista en la temporada 2010/11.

Veinte minutos después selló el definitivo 2-0 el coruñés Pedro Mosquera, con su tercer gol de la campaña tras los anotados ante el Eibar (1ª jornada) y el Sporting (26ª jornada); como sucedió en ambos casos, los goles del mediocentro van acompañados siempre de la victoria herculina.

Pese a no marcar, el partido fue especial también para Luisinho, que dio la asistencia de gol a Joselu, contribuyendo así a romper el maleficio que le perseguía en Riazor, donde no ganaba en Liga desde la jornada inaugural ante el Eibar. Desde entonces, el conjunto blanquiazul había sido incapaz de ganar con el luso en el terreno de juego (diez partidos), mientras que sin los servicios de Luisinho había hecho pleno de cuatro triunfos en los cuatro encuentros que había jugado.