El Barça quiere a Juanfran, barato

Podría aprovechar ciertas cláusulas del contrato, pero el Dépor no quiere vender


a coruña / la voz

Juanfran estará en Butarque. Salvo que a las noches que acumula sin dormir se le sume alguna lesión inoportuna, el lateral madrileño mantendrá su condición de fijo en el once con el que el Dépor se presente el sábado en Leganés. A partir de ahí, las certezas son menos y tienen que ver principalmente con la voluntad del futbolista y la situación del Barça en la tabla. Porque si el conjunto catalán vence las reticencias del jugador a cambiar de aires, el club coruñés tendrá poco margen de maniobra para retenerlo. El vigente campeón quiere un carrilero que palíe los efectos de la lesión de Aleix Vidal y Juanfran encaja en el perfil buscado; además, en Barcelona tienen a favor las actuales condiciones del zaguero, que lo convierten en un chollo.

Al conjunto de Luis Enrique no le interesa embarcarse en una operación costosa a estas alturas del campeonato, cuando se ha puesto casi imposible superar el cruce de octavos de la Champions y está ya resuelto el acceso a la final de Copa. El nuevo actuaría solamente en Liga, con 15 partidos por disputarse y Sergi Roberto como única baza para el puesto de lateral derecho. Si los resultados inmediatos hacen casi imposible disputarle al Real Madrid el título liguero, la entidad blaugrana esperará al verano para traer refuerzos. Si después de este fin de semana los culés aún se ven con opciones, la incorporación será inmediata.

De aquí al domingo, el Real Madrid tiene que disputar el duelo aplazado contra el Valencia (hoy mismo, en Mestalla), y visitar El Madrigal. El Barça, por su parte, se enfrentará al Atlético en el Calderón. La horquilla es amplia: los blancos podrían llegar al lunes con siete puntos de margen a favor y un partido menos (el de Balaídos) o, en el otro extremo, dos puntos por detrás del Barcelona. A menor distancia, crecen las posibilidades de que Juanfran entre en escena.

El madrileño está en el grupo de favoritos para la secretaría técnica y el entrenador de la escuadra catalana. Robert Fernández, secretario técnico culé, estuvo el pasado sábado en el palco de Riazor. También ha observado en directo a otros carrileros como Capa o Rosales, interesándose por las condiciones de contrato de cada uno de ellos.

Las de Juanfran tienen ciertas ventajas que lo harían más atractivo. En principio, su cláusula de rescisión es superior a la de Rosales (ocho millones el del Dépor, seis el del Málaga), pero el conjunto coruñés podría verse obligado a venderlo por menos. El lateral, que vive su mejor temporada y es indiscutible para Garitano, está cedido con opción de compra forzosa y unas condiciones que obligan a pagarle al Watford el 30% si es traspasado a otro club. Tanto ahora, como en junio. Además, si se rechaza cualquier oferta de compra habría que darle a los ingleses el 30% de la misma, haciéndose así con la propiedad completa del futbolista. Esto es, si el Barça llega a un acuerdo con el jugador y ofrece cinco millones de euros (por ejemplo), la entidad herculina tendrá que aceptarlos o desembolsar una compensación de 1,5 millones. Cantidad en principio inasumible debido al escaso margen que da el tope salarial. Esta situación dejaría además a Richard Barral sin margen de maniobra para traer un sustituto, ya que al no ser abonada la cláusula no hay opción a fichar reemplazo una vez cerrado el mercado de fichajes. Pese a todo, en el Deportivo se confía en tener herramientas para contrarrestar esta opción, y se insiste en que no se ha recibido ninguna oferta y en que el jugador solo saldrá por los 8 millones de cláusula.

Un futbolista comprometido

Aún así, las mejores opciones pasan por que el lateral mantenga su firme voluntad de seguir en A Coruña. Su absoluta implicación quedó demostrada hace un mes, cuando el Rubin Kazan trató de llevárselo. La oferta al futbolista quintuplicaba su salario actual (entre los más bajos del plantel), pero él decidió quedarse. De hecho, aún podría salir hacia allá en caso de querer hacerlo, porque el mercado en Rusia está abierto hasta 28 de febrero. Juanfran ni siquiera se planteó la idea porque está especialmente comprometido con el actual proyecto.

Sin embargo, el Rubin no es el Barça, y a los culés la oferta llegada desde Kazan solo les sirve como incentivo. Si el jugador elegido tiene buen cartel resultará más fácil recuperar en verano la inversión que realicen ahora. El último campeón de Liga ejercería así como una especie de club puente, aunque sería un puente de lujo a incluir en cualquier currículo.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El Barça quiere a Juanfran, barato