Tino Fernández: «Estamos pagando impuestos por haber mentido»

Alexandre Centeno Liste
alexandre centeno A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

César Quian

El Deportivo rebaja la deuda hasta los 95 millones y el presidente lamenta que los artificios contables de Lendoiro obliguen al club a pagar ahora más impuestos

02 dic 2016 . Actualizado a las 13:25 h.

Como era de esperar, los accionistas respaldaron con una enorme mayoría (99,5 %) la gestión del consejo de administración que preside Tino Fernández en una junta que aprobó unas cuentas históricas para el Deportivo. Es la primera vez que se presentan consolidadas, que todas las empresas del grupo dan beneficios y que se alcanza un superávit global de 6,98 millones. Un superávit, marcado, además, por la imposibilidad de poder compensar las pérdidas que Lendoiro ocultó durante su mandato y que provocan que el Deportivo se vea obligado a pagar este año 2,1 millones de euros de impuestos que se hubiera ahorrado.

Tino Fernández y su consejo sacaron adelante, de esta forma, todos los puntos de orden del día en una junta en la que estuvo representado el 27,48 %. La gigantesca deuda concursal de 160 millones se redujo el año pasado a 104 y ahora cae a 95,6. 

Superávit

Los beneficios de la entidad crecen un 22,5 %. En su intervención inicial, Tino Fernández destacó el aumento del beneficio esta temporada en un 22,5 %, alcanzándose un récord de superávit que se establece en 6,98 millones de euros. Una cifra elevadísima, sobre la que el presidente de la entidad enfatizó que era necesaria conseguir para «poder hacer frente a la enorme deuda que arrastramos», porque como explicó «el objetivo de esta sociedad no es lucrativo, es decir, no vamos a repartir beneficios entre los socios, sino que los dedicamos a pagar deuda». 

Herencia

Las cuentas falsas de Lendoiro le cuestan al club más de dos millones de euros. A pesar de los datos favorables, Tino Fernández lamentó que «los mejores resultados de la historia del club no se puedan invertir en nuestra máquina productiva, que es el fútbol, sino que vayan destinados a pagar deuda».

En este sentido, destacó los 2,1 millones de euros del impuesto de sociedades que el Deportivo tendrá que abonar el próximo mes de enero por culpa de las cuentas falsas presentadas por Lendoiro durante años.

Tino Fernández se vio obligado a dedicar varios minutos de su intervención a insistir en el enorme daño que el maquillaje contable que año tras año realizó Lendoiro durante su mandato le había provocado al Dépor. Y destacó que los problemas venían del 2004, momento en el que el club tendría que haber entrado en concurso de acreedores. «Si lo hubiera hecho, ahora habría títulos sin deuda, y probablemente yo no estaría aquí de presidente», explicó antes de añadir: «Al menos, pudo haber reconocido la deuda, porque así compensaríamos las bases imponibles negativas, porque estamos pagando impuestos por haber mentido», reflexionó.

Además, el responsable blanquiazul insistió en que el Deportivo es el único club de España que tras salir de concurso no podía compensar las pérdidas de años anteriores por culpa de que Lendoiro había presentado cuentas falsas ocultando esas pérdidas durante años. «Para lo bueno y para lo malo seguimos haciendo historia», ironizó.

Y recordó el máximo mandatario algunas irregularidades realizadas por Lendoiro que llevaron a alcanzar la enorme deuda que arrastra el club: «Esta deuda que no es natural, porque viene derivada de un IVA no ingresado en el 2004, unas retenciones de IRPF no ingresadas en el 2004 y de ahí viene todo lo demás».