El ostracismo como novedad

Los descartes habituales del Dépor nunca habían vivido un arranque de curso así


a coruña / la voz

Entonces también supo esperar, pero no lo tuvo tan difícil. Iba acumulando convocatorias, aunque fuera para calentar banquillo, y hasta gozó de media hora pisando césped en un duelo con el Espanyol. Llegó otro parón liguero, más o menos por estas fechas, y Borges se rompió un dedo del pie jugando contra Haití. En la jornada 12, Bergantiños disimuló perfectamente la ausencia del tico durante la visita del Celta a Riazor. Metido en faena, siguió dando la talla en los catorce que vinieron a continuación. Incluso compartió titularidad con el 22 blanquiazul una vez que este salió de su lesión, dentro de un trivote que Víctor Sánchez estiró por tres citas antes de devolverle al de La Sagrada su condición de suplente habitual.

Una campaña después, el segundo capitán del Dépor ni siquiera goza de ese papel. Garitano lo ha convertido en descarte casi fijo; en representante de un grupo de cinco futbolistas blanquiazules para los que el ostracismo resulta una novedad. Nunca había estado tanto tiempo sin gozar de oportunidades, e incluso en su otra campaña como secundario frecuente en A Coruña (la 2012-2013) empezó a enlazar presencias en el once a partir de la jornada 6. Esta vez, su situación parece calcada a la del último canterano que se convirtió en fijo en la grada antes de emigrar. Juan Domínguez no quiso pasar otro curso en blanco y prefirió bajar a Segunda para volver a sentirse indiscutible con Vázquez en el Mallorca.

Guilherme ocupa ahora el lugar del naronés en el plantel y alterna con Borges la función de acompañante de Mosquera en una medular a la que le está costando dar juego. Ni así hay sitio para Bergantiños, quien, como es costumbre, no baja los brazos. «Verlo entrenar a él te obliga a exigirte más. Si un tío que no juega trabaja así, cómo no vas a dar tú el máximo en cada partido», razonaba hace unos días su compañero Juanfran. Lux también lo ponía como ejemplo tras la victoria frente al Sporting: «Hay que agradecer la entrega de todos los compañeros, también de los que quedan fuera de la convocatoria como Álex o Rubén, que siguen tirando fuerte del carro». 

Elogios de Juanfran y Lux

El bonito gesto de capitán del argentino, citando en la victoria a los olvidados, alcanzó también a uno de sus rivales por la plaza de meta. Un tercer portero de comportamiento ejemplar. El de Coristanco sabe que pelea por un puesto único, en el que quizá no haya opciones ni en Copa del Rey. Sus horas extra al final de cada entrenamiento podrían quedarse sin premio. De momento, no ha entrado en una sola convocatoria y nunca antes en su carrera en la máxima categoría había estado sin jugar más allá de la jornada 8. En tres de las últimas cuatro campañas (dos en el Rayo y una en el Almería y Levante) había arrancado de titular.

También abrió curso en el once Borja Valle, aunque fuera en Segunda. En el Dépor es el quinto con menos minutos del plantel (obviando al lesionado Joselu). El caso del berciano tiene la peculiaridad de que si sigue en A Coruña es porque el míster lo quiso así. Apuntaba a cedido, pero Garitano optó por retenerlo. De momento solo ha figurado una vez en el elenco inicial.

El cuarto por la cola en la lista de usados de la escuadra blanquiazul es quien porta el brazalete en los pocos minutos que le dejan jugar. Laure ha participado en dos encuentros hasta la fecha. Situación novedosa para quien tras el último ascenso había arrancado siempre las temporadas como titular. En su peor curso (2012-2013) tuvo que esperar a la jornada cinco para engancharse al once, favorecido por una lesión de Manuel Pablo.

Tampoco se ha visto beneficiado por la fórmula de la plantilla corta Carles Gil. El extremo cedido por el Aston Villa arrancó fuerte, pero ha ido cayendo en desgracia hasta desaparecer. En sus anteriores experiencias en Primera (en Liga y Premier) siempre contó más. Con el Dépor atascado se suma a la nómina de olvidados de los que Garitano podría tirar.

Rubén 

Todavía sin convocar. El meta había arrancado de titular en tres de sus cuatro cursos en Primera.

Carles Gil

De titular a descartado. En el Elche fue indiscutible y con el Valencia y el Aston Villa ya había marcado a estas alturas.

Bergantiños 

Otras doce jornadas de espera. Hace un año encadenó quince partidos en el once tras el parón.

Laure 

Dos choques en el once. Tras el último ascenso del Dépor siempre había arrancado como titular.

Borja Valle 

Solo un partido desde el inicio. Con el Oviedo lo jugó todo el año pasado en Segunda, salvo lesión.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El ostracismo como novedad