Riazor descenderá 30 centímetros

Las obras de sustitución del césped igualarán el nivel del campo con la pista

Riazor comienza su transformación Esta mañana empezaban las obras de sustitución del césped y del sistema de riego.

a coruña / la voz

Al nuevo terreno de juego de Riazor no lo conocerá ni la madre que lo parió. Las obras que comenzaron ayer en el estadio, y que se prolongarán durante las próximas dos o tres semanas, no se limitarán a plantar un nuevo césped de cara a una temporada de la que apenas han transcurrido siete jornadas. Se trata de unos trabajos de envergadura, cuyo coste no ha trascendido, sin parangón con los que se habían acometido en la instalación durante, al menos, los últimos veinticinco años.

Desarrollados por la empresa catalana Royalverd, con sede en Gerona, la principal novedad radica en el levantamiento y completa sustitución de la superficie actual para la renovación del antiguo sistema de riego. Esta labor permitirá volver a igualar el nivel del nuevo terreno de juego con el de la pista. Como en los últimos años los únicos trabajos que se habían llevado a cabo en Riazor fueron replantar nuevo césped sobre la superficie del que ya existía, el campo en el que juegan los futbolistas se había ido elevando capa a capa respecto al suelo que lo rodea. Las obras que el Deportivo llevará a cabo durante este descanso liguero y los días posteriores acabarán por descender nada menos que unos 30 centímetros el nivel actual del terreno de juego, hasta que vuelva a encontrarse al mismo del suelo que lo circunda. Por hacerse una idea, treinta centímetros es algo más de la altura de un balón de reglamento. 

Unos 150 camiones de tierra

Por este motivo, durante estos primeros días de obras en el estadio de Riazor, está previsto que unos 150 camiones retiren la tierra sobrante. Posteriormente, se colocarán 500 metros de nuevas cañerías, que acabarán por duplicar el actual número de aspersores disponibles en el terreno de juego, que pasarán de 18 a 35. Esta mejora permitirá incrementar el cuidado del nuevo césped y hasta regar solo aquellas zonas que más lo precisen.

Riazor lucirá un nuevo verde tras la colocación de 7.600 metros cuadrados de césped, que llegará procedente de Portugal, y también nuevas porterías, pues las actuales, ancladas en cemento, serán sustituidas por otras que se puedan retirar y colocar, tal y como son las de los principales estadios europeos. En estos, solo se encuentran situadas en su sitio con motivo de los partidos, pero antes y después de estos se apoyan en los fondos para facilitar, precisamente, las labores habituales de mantenimiento del césped.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Riazor descenderá 30 centímetros