Con varias rachas positivas y negativas afrontaba el Deportivo su cita de este sábado ante el Sporting en Riazor, empezando por la que mantenía con el equipo gijonés, al que no derrotaba desde 1998. Desde entonces, los deportivistas acumulaban diez encuentros ante los rojiblancos sin poder vencerles, cosechando cinco empates y cinco derrotas.

Y todo apuntaba a que llegaría el undécimo hasta que Ryan Babel soltó un latigazo desde 30 metros para sellar la segunda victoria de la temporada de los gallegos. Hacía casi siete años que el Deportivo no lograba en el tiempo de descuento un triunfo en la máxima categoría; concretamente, desde que Andrés Guardado transformada el penalti que suponía el triunfo ante el Atlético el 21 de noviembre del 2009.

Sí se prolongaron otras rachas, como la que mantiene el conjunto blanquiazul en una de sus fechas favoritas, la del primero de octubre, en la que ha resuelto con victoria sus cinco últimas citas en la máxima categoría: en 1994 (0-1 al Compostela), 1995 (5-0 al Albacete), 2000 (2-0 al Barcelona), 2006 (2-0 a la Real Sociedad) y en 2016 (2-1 al Sporting). Media hora antes del gol de Babel, el cuadro coruñés prolongó hasta quince el récord de partidos seguidos como local en Primera división recibiendo gol, una sucesión de resultados que empezó el 3 de enero de este año.

En el plano individual, el dato corresponde a Bruno Gama, que alcanzó los 50 partidos oficiales sin perder con la camiseta deportivista -33 victorias y 17 empates-, además de al protagonista Ryan Babel, quien se convirtió en el segundo goleador holandés en la historia deportivista, tras Roy Makaay, quien anotó 97 tantos en sus 181 encuentros oficiales con la zamarra blanquiazul.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La efeméride puede con la maldición del Sporting