Un importante salto de calidad en el Dépor

Xurxo Fernández Fernández
xurxo fernández A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

Los recién llegados, presentados el martes en Riazor, prometen aumentar el nivel del equipo coruñés

03 ago 2016 . Actualizado a las 13:18 h.

Nueve nuevos. Mientras Marlos Moreno completa un fichaje que se dio por hecho en falso, el Deportivo puede presumir de ser el primero en dejar cerrado (o casi) el plantel de su próximo proyecto. Con novedades que prometen.

Przemyslaw Tyton

Portero para rato

Aranzubía, Lux, Fabricio, otra vez Lux... El Deportivo no ha encontrado paz bajo palos en las últimas temporadas. Quiso confiar en Fabricio a largo plazo, pero el canario volvió a caer en viejos vicios y cambió A Coruña por Estambul, forzando al club a salir de nuevo al mercado. La presa: un portero de garantías al que atar por varias temporadas (tres) con el reclamo de consolidarse en Primera. Tyton fue el elegido por varios motivos. Sus 29 años son una edad óptima para un meta, conoce la Liga tras su paso por el Elche, y su entrenamiento con los franjiverdes siguió las mismas pautas que Manu Sotelo aplica en los blanquiazules; va muy bien por alto, evita las florituras, ha atajado varios penaltis, y sabe jugar con el pie. Lux asoma como gran rival del polaco por la plaza en el once. Renovó con el aval de sus buenas actuaciones del último curso, y ha ganado peso en la caseta, convertido ya en uno de los capitanes. La losa del recién llegado es su reciente descenso con el Stuttgart, el equipo más goleado de la Bundesliga. A Tyton le marcaron sesenta en la Primera alemana, pero antes se había lucido en Holanda y en el Martínez Valero, donde fue clave en la espectacular reacción ilicitana.

Rubén Martínez

El tercero que no quiere serlo

Llegó el tercero, y de ese puesto intenta escapar durante la pretemporada. Firmó por dos campañas tras desvincularse de un Levante en el que fue titular durante quince jornadas, para dar después paso a Mariño. Su mejor época como profesional de la máxima categoría transcurrió en Vallecas (2012-2013 y 2013-2014), donde se convirtió en indiscutible para Jémez. En A Coruña peleará por eludir la grada a la que está destinado uno de los arqueros tutelados por Sotelo. El esperpento del final de curso escarmentó al Deportivo, que se ha cubierto las espaldas a costa de meter a Garitano en un lío: Rubén, Tyton o Lux se caerán de las convocatorias al menos una vez por semana. El de Coristanco, 32 años cumplidos, aspira como mínimo al banquillo.