Toca otra vuelta de tuerca

Víctor prueba distintas alternativas en todas la líneas para el crucial encuentro ante el Getafe


a coruña / la voz

Ernst Happel, entrenador austríaco de mecha corta que le dio al Feyenoord y al Hamburgo sus únicas Champions, murió durante un parón liguero, en 1992. El primero al que el Dépor llegó líder en Liga, tras haber coqueteado con el descenso una temporada antes. Más allá de la curiosa coincidencia y varios títulos, el técnico aportó un buen puñado de frases memorables -el día que Hansi Müller le pidió mantener una charla, respondió que si tanto le gustaba hablar se tenía que haber dedicado a vender aspiradoras-. «Si uno se toma el tiempo de analizar sus convicciones, encontrará algunas mejores», dejó dicho también. 23 años más tarde, las jornadas de reflexión siguen trayendo cambios a un conjunto blanquiazul que pelea por sacudirse el fango y asomar de nuevo la cabeza. Cada vez que la competición se detiene, Víctor Fernández revisa el mecanismo y altera algo. Funcionaron los retoques frente al Eibar, el Valencia, la Real (algo menos) y el Athletic. Y los de esta semana deberían ser definitivos, porque la Liga ya no tiene previsto volver a detenerse.

El habitual partidillo de los jueves permitió intuir algunas de las modificaciones que planea el míster, que por lo visto ayer mantendrá el sistema (4-2-3-1), pero renovará algunas piezas.

Defensa

Manuel Pablo como remplazo de Lopo, al lado de Sidnei

Con Lopo como baja segura tras completar su segundo ciclo de tarjetas -el catalán ni siquiera saltó al césped de Abegondo por unas molestias cervicales-, vuelven las dudas acerca del nombre del compañero de Sidnei en el eje de la zaga. El cambio natural, el más frecuente hasta la fecha, había sido el de meter a Insua. Sin embargo, el canterano ha visto como su protagonismo se iba reduciendo con el avance del curso. Arrancó la campaña como titular, después de haberlo sido durante toda la del ascenso, pero desde la jornada 13 apenas ha entrado en el once inicial, salvo lesión o sanción de algún compañero.

La circunstancia se da en Getafe, pero el de Arzúa formó con el grupo de suplentes en el partidillo. Junto a él estuvo Borja López, inédito en competición oficial desde que llegó a préstamo de Mónaco. La gran oportunidad del asturiano se la dio la plaga de bajas de la visita al Bernabéu, pero entonces Víctor puso a Manuel Pablo de central. Lo mismo que podría ocurrir en el Coliseo.

«Es un ejemplo de profesional y compite como el que más en cada entrenamiento. Si el entrenador considera que tiene que jugar ahí seguro que lo va a hacer bien», afirmó Bergantiños al concluir la sesión. Elogios al capitán y mención también a Insua y su ostracismo: «Pablo es un chaval trabajador y es consciente de que este año hace falta un poquito más. A todos nos ha costado llegar y asentarnos en una plantilla de Primera. Él tiene una experiencia que muchos no tienen y va a ser un gran central del Deportivo. Lo veo centrado, ya ha jugado partidos este año y lo ha hecho bien. Es cierto que quizá le falte esa continuidad, pero tiene que ganársela, como todos. Con el tiempo lo acabará haciendo porque cualidades le sobran».

Centro del campo

Medunjanin a la espera del regreso de Borges

Por delante de la zaga, Medunjanin fue la novedad en la medular, aunque en el caso del bosnio, su presencia puede ser circunstancial. Celso Borges no regresó de Costa Rica hasta ayer por la tarde, tras disputar dos encuentros con su selección. El tico se ha convertido en fijo para el míster desde que llegó en enero y parece difícil quitarle el puesto, pero la fatiga del largo viaje y los partidos podrían pasarle factura. Por si acaso, el otro miembro del doble pivote puso una vela a cada santo. «Me intento adaptar a quien tengo alrededor. Haris es un jugador más combinativo, Celso tiene más empuje y Juan Domínguez más conducción. Cada uno es diferente», regateó Bergantiños sobre sus preferencias.

Ataque

José Rodríguez vuelve a rodarse en un costado

Cavaleiro y José Rodríguez también tuvieron cita con sus combinados nacionales. A su regreso, ambos alternaron puestos. El primero pasó al conjunto de los teóricos suplentes y el segundo entró en el de los probables titulares. Volvió así el alicantino a la plaza de extremo derecho en la que Víctor lo ha empleado casi siempre, pese a que es en el centro del campo donde más a gusto se encuentra el jugador cedido por el Real Madrid -con la sub21 cuajó un gran encuentro en el puesto de 6 la semana pasada-. Fariña y Lucas se alternaron el otro costado y la mediapunta, completando la línea de tres por detrás de Riera.

Toché recibió un fuerte golpe durante el partidillo, pero espera recuperarse a tiempo

Aunque consiguió completar el entrenamiento, Toché abandonó cojeando el césped de Abegondo camino al vestuario. El delantero recibió un fuerte golpe en una disputa con Juanfran durante el partidillo. Logró enviar la bola al palo, y hasta marcar poco después, pero los problemas a la hora de apoyar el pie eran evidentes incluso al salir de la caseta para irse a casa.

El ariete confirmó que la molestia no había remitido, aunque se mostró esperanzado en que aplicando frío a la zona y manteniendo el pie en reposo pueda estar recuperado para entrar en la convocatoria del partido de Getafe. De ser así, participaría ya con normalidad en la sesión de hoy, convocada para las 10.30 horas, también en Abegondo, y en la que también estará Celso Borges, después de haber regresado ayer por la tarde desde Costa Rica, donde disputó dos encuentros con su selección.

Además del centrocampista, tampoco participó en la rutina de trabajo del grupo el central Alberto Lopo, aunque en su caso se debió a unas molestias cervicales. Aunque el problema no es grave, los médicos optaron por no forzar debido a que el catalán no estará de todas formas disponible para el domingo, ya que cumple ciclo de tarjetas. La nómina de bajas la completaron los tres lesionados de larga duración.

Entre ellos, cabe destacar los progresos realizados por Helder Postiga, que el martes ya completó una sesión intensa en compañía del readaptador, Pablo López y que a partir de la próxima semana se podría ir incorporando gradualmente al grupo con la esperanza de reforzar la delantera blanquiazul para los últimos encuentros del campeonato. En parecida situación está Diogo Salomao, mientras que Wilk sigue necesitando las muletas para moverse y no cuenta con volver a jugar esta temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Toca otra vuelta de tuerca