El capitán se queda en casa

Hasta esta semana, Sergio García solo se había perdido un encuentro por problemas físicos. En la primera vuelta contra el Dépor


a coruña / la voz

Ya sucedió la pasada temporada, aunque entonces Sergio García solo se perdió un encuentro. En la jornada 19, el Real Madrid venció 0-1 a un Espanyol descabezado. Inocuo sin su goleador, que tampoco estará mañana en Riazor. Durante esta campaña, el delantero también ha logrado eludir las lesiones que habían marcado sus tres primeros cursos como perico, hasta esta semana solo se había perdido un encuentro por problemas físicos. En la primera vuelta contra el Dépor.

El conjunto de Víctor Fernández se vio muy beneficiado por la ausencia del notable futbolista catalán cuando visitó Cornellá. Allí, entre el acierto de Fabricio y los errores de los atacantes locales logró amarrar un empate a cero pese a sufrir el incesante acoso de los hombres de Sergio González.

El técnico espanyolista reconoció ayer la desventaja que le supone verse privado de su tocayo, aunque manifestaba que el duelo de Riazor es también «una oportunidad para ganar sin él, ya que si no está parece difícil conseguir una victoria». «Nos da muchísimo, alternativas en ataque, viene a recibir, tiene gol y con su carácter hace que sus compañeros estén metidos. Es vital», resumió el entrenador del próximo adversario blanquiazul.

El tercero en minutos

Palabras ilustradas por una serie de datos incontestables. El 9 de los catalanes es el máximo anotador del equipo en Liga, con nueve tantos (los mismos que Stuani) y también el que más asistencias ha dado hasta la fecha, seis (cuatro lleva Lucas Vázquez). También es el que más veces dispara a puerta, 56 en lo que va de campeonato (la gran mayoría, 36, desde dentro del área grande); el segundo que más faltas recibe (tras Lucas) y el tercero en minutos en acción (le superan Casilla y Álvaro).

En la jornada 9, el Espanyol trató de disimular la ausencia de Sergio García colocando a Alex Fernández (ahora cedido en el Rijeka) por detrás de Stuani. La fórmula no funcionó, como tampoco dio ningún resultado hace un mes la mezcla de Stuani y Caicedo. Con ellos arriba, los pericos apenas dieron guerra al Getafe y acabaron perdiendo 2-1 (Arbilla marcó al final).

Ante la nueva baja de su líder, el entrenador valoró la opción de reincidir en el dúo ofensivo que no consiguió ver puerta en el Coliseo: «Es una opción que está ahí. Ya la hemos utilizado y no nos ha dado el resultado que queríamos. Más que descartarlo tenemos que trabajar sobre ella».

Abraham tampoco viaja

Si Sergio no ha superado la contusión que se produjo ante el Atleti, Abraham también será baja en los catalanes debido al golpe que le propinó Miranda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El capitán se queda en casa