Cuenca vuelve a volar alto

Ya ha marcado tantos goles como cuando despuntó en el Barcelona

la voz

«El gol de Balaídos te ayuda a tener más confianza y a estar más optimista de cara al gol y de cara al juego». Cuenca (Reus, 1991) tiene una cita en esta Liga con su propio techo. Después de dos temporadas de lesiones el Dépor le abrió las puertas como abanderado del fútbol ofensivo que Víctor Fernández predica.

Y el extremo no defrauda. En apenas cinco jornadas ya ha igualado los dos goles que marcó en su explosión con el Barcelona, en la temporada 11-12. No puede llamarse de otra manera su ascenso al primer equipo, pues en aquellos meses iniciales con la camiseta azulgrana no paró de llamar la atención. Fichado procedente del Sabadell para el Barcelona B, marcó su primer gol el 4 de septiembre contra el Cartagena y el segundo el 8 de octubre al Alcorcón. Solo unos días después, el 25, se estrenó con el primer equipo de Guardiola en un Granada-Barcelona (0-1) y marcó su primer gol solo cuatro después, el 29, en un Barça-Mallorca (5-0). Aún marcaría otro gol más en Liga el 3 de diciembre en un 5-0 al Levante y antes de terminar el 2011, el día 22, le hizo un doblete en Copa al Hospitalet (9-0).

Con el Dépor Cuenca ya ha marcado tantos goles esta temporada (dos, el del penalti del empate al Rayo y el pasado martes en Balaídos) como en aquella Liga. «Como llevaba tanto tiempo parado, es el mejor momento en que me encuentro. Ya ni me acuerdo de más atrás de dos años, es algo nuevo, me estoy sintiendo bien y estoy bien conmigo», afirmó ayer, cuando, como el pasado martes, cuando corrió hacia la grada de la hinchada blanquiazul formando con los dedos un corazón, volvió a acordarse de la afición que nunca se rinde: «Es impresionante. Nos apoya mucho y se lo debemos todos. Que no tengan ninguna duda de que vamos a volver a salir a por los tres puntos».

Tres puntos

En el entrenamiento de ayer Víctor Fernández volvió a situarlo por la izquierda. El futbolista catalán, ambidextro, no se fija en su demarcación y sí en la necesidad de que su equipo sume su primer triunfo en un partido trascendental. «Tenemos que conseguir los tres puntos sí o sí y a eso vamos», comentó.

Tampoco se manifestó sobre la decisión final de mantener a Lux en la portería o dar entrada a Fabricio: «Sé los dos porteros que tenemos y confío en los dos. Es una decisión del entrenador y no me he parado a pensar si prefiero a uno u otro». O incluso si cambia en la alineación de esta tarde a Toché por Postiga: «Son dos jugadores diferentes, pero parecidos. A los dos les gusta jugar en el área y tienen remate».

Para lograr esta tarde la primera victoria deberán derrotar al Almería, al que los deportivistas consideran un «rival directo y complicado», porque va a salir con «muchas ganas». «Sabemos el rival que es. Ya lo conocemos de antes, pero si hacemos nuestro fútbol no tenemos por qué dejar más puntos atrás», indicó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Cuenca vuelve a volar alto