Se acaban las pruebas en el Dépor

El equipo coruñés visita en busca de la segunda victoria a un Sabadell diezmado por las bajas

El Dépor aspira a no perder de vista las primeras posiciones de la clasificación.
El Dépor aspira a no perder de vista las primeras posiciones de la clasificación.

a coruña / la voz

El Dépor comienza septiembre en Sabadell, pero con la hoja del calendario aún en agosto. Es más, parece muy complicado que los aires de provisionalidad que le rodean desde que arrancó la pretemporada se disipen antes de la nochr del lunes. Pero esa es otra historia. Empeñado en aislar a sus futbolistas del descomunal barullo que sufren a diario desde hace casi dos meses, Fernando Vázquez volverá a tocar las teclas que dieron a su equipo la victoria en Las Palmas y estuvieron a punto de brindarle algún nuevo punto el pasado fin de semana: excelente posicionamiento táctico, orden y rigor defensivo, así como las ideas muy claras en ataque.

Se supone que en esta misión, la de perforar la portería rival, el Dépor va a mejorar su rendimiento en Sabadell. Vuelve Culio, su jugador más determinante frente a la meta rival, y todo está preparado para el debut de Borja Bastón, aunque quizá el futbolista formado en el Atlético de Madrid no dispute el partido completo. Por lo demás, poco variará respecto a los últimos onces, con Wilk consolidado en la posición de mediocentro defensivo y Juan Domínguez a su lado, en una pareja que va camino de convertirse en habitual esta temporada.

Borja y Luisinho

La defensa sí que puede sufrir la primera modificación de la Liga. El portugués Luisinho, destacado en el reciente Teresa Herrera, podría haberse ganado el puesto en el lateral izquierdo y desplazaría a Manuel Pablo (o incluso hasta a Laure) al banquillo. El centro, a la espera de Marchena, parece inamovible para Kaká e Insua. En el banquillo, Juan Carlos, Bicho y Luis, junto a Insua los novatos más destacados de este arranque de competición, esperarán su oportunidad.

Con tres puntos en dos jornadas, y en una categoría tan larga como la Segunda División, es cierto que no se puede hablar de urgencia por ganar. El propio Vázquez insiste en la necesidad de cambiar el chip de hace dos temporadas y llama a la afición a tomarse los empates y las derrotas como posibilidades tan ciertas para su equipo como los triunfos. Pero el Dépor también sostiene el discurso del retorno a Primera, por lo que un nuevo tropezón convertiría el choque del próximo domingo contra el Murcia en terreno abonado a las primeras especulaciones.

Dificultad

Lo cierto es que con la plantilla a la espera de incorporar hasta a tres futbolistas, todo el mes de septiembre seguirá con el equipo coruñés en fase de pruebas y a la espera de conjuntarse. Esta es la otra gran dificultad que, al margen de los adversarios, los blanquiazules deben sortear cuando la Liga no ha hecho más que empezar.

El Sabadell disfruta de los réditos del 4-0 que le endosó al Mallorca en la primera jornada. Pese a la derrota que le siguió en Ponferrada, no han cesado los ecos de aquella goleada a uno de los favoritos al ascenso. «Es un aldabonazo, un aviso», subrayó ayer Fernando Vázquez, sin entrar en la letra pequeña de aquel choque, con dos goles de sendos cabezazos al saque de córner y otro más tras un grave error defensivo. Con ocho bajas para hoy, la mayoría futbolistas que estaban la pasada temporada en el club, Salamero deberá improvisar una alineación de recién llegados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Se acaban las pruebas en el Dépor