Marchena llega al Dépor por una temporada

TORRE DE MARATHÓN

M. MARRAS

El central se declara «inmensamente feliz» después de haber esperado todo el verano para recalar en A Coruña

01 sep 2013 . Actualizado a las 00:24 h.

La mañana negra de Iván Amaya (autogol y error en la tanda de penaltis de la final) hizo un borrón en una de las aventuras más felices de Carlos Marchena. Pocos disfrutaron como el andaluz de aquella plata que España se trajo de los Juegos de Sidney en el 2000. Después de esa experiencia inolvidable, el futbolista tuvo claro que retornaría a Australia y que sería para vivir por una temporada en las antípodas. A punto estuvo de cumplir su sueño este verano y de hacerlo a lo grande. Pero el Dépor ya se había cruzado en su camino.

El central concedió a principios de julio una entrevista a La Voz en la que aseguraba estar ilusionado con un posible retorno a Riazor. Ayer confirmaba en otra charla con este periódico que ese reencuentro con el estadio en el que fue feliz está muy próximo a producirse.

Si ningún incidente de última hora lo evita, Marchena volverá a vestir de blanquiazul la próxima temporada y lo hará después de haber rechazado una oferta que a pocos se les ocurriría desechar. Durante buena parte del verano un club australiano quiso convertir al internacional español en uno de los jugadores mejor pagados de la A-League. Le ofreció un sueldo a la altura del de Del Piero, el santo y seña de la competición. Una ficha a años luz de la que finalmente tendrá en A Coruña.